Público
Público

Cuidado con los paraísos

Si te vas de viaje a zonas tropicales y subtropicales, infórmate, vacúnate y prepara este botiquín.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Más de doce millones de españoles viajan cada año al extranjero, de los que un 10 por ciento lo hacen hacia zonas tropicales y subtropicales, y, aunque cada vez hay más concienciación e información, no siempre se va bien preparado. Y es que entre los 40 destinos más elegidos por los residentes en España (cerca de la mitad de los viajeros que van al extranjero deciden ir a África Subsahariana) se encuentran al menos diez países donde el riesgo de contraer alguna enfermedad infecciosa es alto.

Según un estudio del hospital Universitario Ramón y Cajal realizado a casi 3.000 personas con alguna dolencia después de su viaje a los trópicos, el 69,1 por ciento de los españoles recibe al menos una vacuna y el 35,5 por ciento la profilaxis de la malaria. Sin embargo, según este estudio, al que ha tenido acceso Efe y que en breve se publicará en la revista Journal of travel medicine, más del 40 por ciento de los viajeros no toman correctamente el tratamiento preventivo contra la malaria.

A la vuelta a España, lo más diagnosticado a los participantes del estudio fue la diarrea del viajero (17,2 por ciento), malaria (17 por ciento) y parásitos intestinales (10,4 por ciento).

Atención individualizada
Rogelio López-Vélez, coordinador de la Unidad de Medicina Tropical dependiente del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Ramón y Cajal, ha señalado a Efe que se estima que se producen alrededor de 100.000 consultas anuales derivadas del viaje.

Según este experto, para definir una zona de alto riesgo desde el punto de vista de la salud hay que tener en cuenta dos cosas: el viajero y el viaje, porque no es lo mismo ir en una época u otra, ir una semana que seis o dormir en una tienda de campaña o en hotel.

No obstante, ha añadido López-Vélez, son zonas de alto riesgo África Subsahariana, sobre todo África del Oeste, algunas zonas de Oceanía, como Papúa Nueva Guinea o las islas Salomón, zonas muy concretas de la Amazonía brasileña y del sudeste asiático.

Para este médico del hospital Ramón y Cajal, centro de referencia del Aeropuerto de Madrid Barajas, el ciudadano tiene que ser consciente de que 'enfermarse te arruina el viaje'. Por eso es importante acudir al médico con tiempo, antes de las vacaciones, porque el tratamiento tiene que ser individualizado.

López-Vélez, quien ha hecho un especial llamamiento a todos aquellos usuarios que obtienen sus billetes a última hora a través de internet, ha indicado que las complicaciones graves en los viajeros se dan, la gran mayoría, en personas que, habiendo venido enfermas, no acuden a tiempo a una unidad especializada. 'La malaria, diagnosticada y tratada a tiempo es leve y pasada una semana, te cuesta la vida', ha remachado.

De similar opinión es Dolores Herrero, de la sección de Medicina Tropical y del Viajero del Hospital Carlos III de Madrid, centro sanitario que el pasado año atendió a 20.209 viajeros. Para esta doctora cada vez hay más información y la gente va mejor preparada, pero queda mucho por hacer. Herrero ha dicho a Efe que es fundamental que el viajero pase por la consulta y, ante todo, que se 'fíe' de la información del médico. Según esta experta, la enfermedad más frecuente es la diarrea del viajero y la más grave, el paludismo.

Malaria y dengue
José Muñoz, especialista en Medicina Tropical del Clínic de Barcelona, ha afirmado que es importante el conocimiento de la enfermedad y la utilización de 'métodos barrera' para evitar las picaduras de mosquito, que provocan enfermedades como la malaria y el dengue, dolencias para las que aún no existen vacunas.

La malaria es una enfermedad muy extendida que afecta a prácticamente todos los países tropicales y puede resultar grave e incluso mortal, por lo que es importante prevenirla. Se recomienda usar repelente de mosquito y mosquiteras, así como tomar la profilaxis, bajo prescripción médica, si bien la posibilidad de contraerla no desaparece de forma absoluta.

El dengue es una enfermedad tropical que tradicionalmente ha estado relacionada con Asia y América Latina, pero que ahora viaja a Senegal y el resto de países de África del Oeste, incluyendo las islas de Cabo Verde, y se constata como una de las enfermedades infecciosas con mayor movilidad internacional, según Muñoz.

Cocínalo, pélalo o de lo contrario, déjalo
El pasado año los centros de vacunación internacional realizaron 620.582 actuaciones, de las que 307.565 fueron administración de vacunas, 105.718 de profilaxis y 207.299 de inmunizaciones recomendadas, según datos del Ministerio de Sanidad y Política Social. En la página del Ministerio (www.msps.es) hay más información, así como en la del hospital Carlos III o en viajarsano.com.

Para el subdirector de Sanidad Exterior del Ministerio de Sanidad, Óscar González, aún falta concienciación entre los ciudadanos, de ahí la importancia de acudir al médico para obtener información individualizada, con tiempo suficiente y cita previa.

Bajo la idea de que la salud también viaja, el Ministerio, en su web -las demás dan información parecida- ofrece datos para prepararse antes del viaje internacional, durante y después. Lo fundamental para antes del viaje es ir al médico, mientras que durante las vacaciones hay que tener en cuenta la alimentación, la bebida, la higiene personal, el calor, los accidentes o la altitud.

En caso de padecer alguna enfermedad que requiera algún medicamento específico se recomienda que el médico extienda un informe sobre ésta y recete medicación necesaria para todo el viaje (hay expertos que opinan que este informe debería estar en inglés).

Es importante elegir ropa de fibras naturales, como el algodón y el lino, y aconsejable cambiarse de ropa a menudo. En caso de agotamiento se recomienda tomar té y bebidas ricas en sales minerales (zumos de frutas o caldos de verduras).

La mejor forma de protegerse de la diarrea es no ingerir verduras crudas y tener especial atención a las ensaladas, no ingerir moluscos crudos, consumir sólo fruta pelada, beber agua embotellada y tener cuidado con los helados y la repostería.

En cuanto a las enfermedades de transmisión sexual, los expertos aseguran que éstas existen en prácticamente todos los países, siendo las medidas de prevención -preservativo- las mismas que en España.

También es recomendable llevar un botiquín con artículos de primeros auxilios, como el paracetamol, repelente de mosquitos, antiséptico para heridas y medicación, además de la antipalúdica si se viaja a una zona de riesgo de malaria, y contra la diarrea.

Los expertos también aconsejan, si no está incluido en el viaje, contratar un seguro médico, cuyo precio medio ronda los 70 u 80 euros una semana fuera de Europa.

Algunas enfermedades tropicales no se manifiestan inmediatamente, por lo que a la vuelta, si se necesita ir al médico, no hay que olvidar decirle que se ha realizado un viaje.