Publicado: 28.01.2014 12:30 |Actualizado: 28.01.2014 12:30

El cultivo de maíz transgénico en España bate récords en 2013

Ya se ha alcanzado una superficie de cultivo de casi 140.000 hectáreas. Estos datos suponen un incremento del 18% respecto al año anterior, según datos del Ministerio de Agricultura.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El cultivo de maíz modificado genéticamente batió en 2013 un nuevo récord ya que se ha alcanzado, solo en España, a una superficie de cultivo de 136.962,45 hectáreas, 20.000 más que en el ejercicio anterior, según datos de la Asociación Nacional de Obtentores Vegetales.

La organización ha presentado la duodécima guía de Buenas prácticas para el cultivo de maíz BT de cara a la campaña de 2014, que propone al agricultor las pautas para facilitar el cumplimiento de la normativa vigente, la coexistencia entre diferentes sistemas de producción y facilita el cumplimiento con la normativa europea de trazabilidad y etiquetado.

La guía es fruto de una acción promovida por las compañías de ANOVE que se encargan de comercializar el maíz genéticamente modificado. A su juicio, las variedades de maíz protegidas contra la plaga de taladros son una "valiosa herramienta para mejorar la eficiencia productiva en las zonas de cultivo afectadas por estas plagas".

De este modo, la organización promueve un "uso responsable" de esta tecnología y confía en "el compromiso" de los usuarios de este maíz para "continuar cumpliendo con las buenas prácticas" en la siembra y cosecha del maíz BT.

Los datos de 2013 suponen un incremento del 18 por ciento respecto al año anterior, según datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Para ANOVE, estos datos indican el "interés creciente de los agricultores" por el uso en sus explotaciones de variedades con protección genética frente a la plaga de taladros (Ostrinia nubilalis y Sesamia spp).

Este tipo de maíz comenzó a cultivarse en España hace 15 años de forma sistemática y desde entonces se ha reducido la importación de maíz en 853.000 toneladas.

Por otro lado, ante el inicio de la próxima campaña del maíz, ANOVE ha puesto en marcha acciones dirigidas a los agricultores para dotarles de "toda la información y formación necesarias" en el manejo de estos cultivos para asegurar el "uso correcto de esta tecnología" en la siembre y posterior cosecha.

Entre estas medidas, figuran materiales de formación, información en su página de Internet y una guía que se adjunta a los sacos de semillas.