Público
Público

La cumbre del clima progresa, pero quedan los temas espinosos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Alister Doyle

Las conversaciones sobre el clima han logrado avances cuando la cumbre de Copenhague llega a su ecuador, pero muchos de los temas más difíciles, como los objetivos de emisiones de gases de efecto invernadero para 2020, están bloqueados, dijeron el sábado algunos delegados.

"Hemos hecho progresos considerables en el curso de la primera semana", dijo a los delegados Connie Hedegaard, ministra del gabinete danés que preside la reunión de Copenhague, en la que entre el 7 y el 18 de diciembre se intentará forjar un nuevo pacto para detener el cambio climático.

Los delegados indicaron que los negociadores habían avanzado en textos como el que define cómo suministrar la energía solar y eólica a las naciones en vías de desarrollo y promover el uso de los bosques para absorber los gases de efecto invernadero.

"Vemos que está surgiendo el perfil de un mecanismo de tecnología", dijo Michael Zammit Cutajar, que preside las negociaciones sobre los nuevos objetivos para todos los países.

Pero los delegados añadieron que había profundas divisiones respecto a algunos asuntos como elevar los fondos para las naciones pobres y repartir la carga de los recortes de emisiones antes de que la cumbre toque a su fin el 17-18 de diciembre ante la presencia de 110 líderes mundiales.

La isla de Tuvalu, situada en el Pacífico, temiendo que el aumento del nivel del mar pueda borrarles del mapa, siguió pidiendo que se considere un nuevo tratado radical que fuerce recortes de gases de efecto invernadero bastante más profundos de los que se está teniendo en consideración.

"El futuro de mi país está en sus manos", dijo Ian Fry, que encabeza la delegación de Tuvalu, en la reunión.

"Hago una petición enérgica y apasionada. Me levanté esta mañana y me puse a llorar, algo que no es fácil de admitir por un hombre hecho y derecho", dijo, con la voz temblando por la emoción.

TUVALU

Hedegaard dijo que quería que se hicieran más consultas durante la próxima semana sobre la propuesta de Tuvalu, a la que se han opuesto algunos países emergentes como China e India. Fry dijo que los temores de Tuvalu eran compartidos ampliamente por otros pequeños estados islas.

La Unión Europea ofreció el viernes 7.300 millones de euros en ayudas para frenar el cambio climático para los próximos tres años.

Las Naciones Unidas quieren recaudar 10.000 millones de dólares al año a partir de 2010-12 en fondos acelerados para ayudar a los estados más pobres a hacer frente al calentamiento mundial y a abandonar los combustibles fósiles. Pero pocos países más han ofrecido este tipo de dinero.

A más largo plazo, las Naciones Unidas estiman que la lucha contra el cambio climático probablemente costará 300.000 millones de dólares al año a partir de 2020, principalmente para ayudar a las naciones emergentes a adaptarse a impactos como sequías, inundaciones y olas de calor.

Un panel de expertos en el clima de la ONU dijo en 2007 que las naciones ricas tendrían que recortar para 2020 las emisiones en torno a un 25-40 por ciento por debajo de los niveles de 1990, para evitar lo peor del calentamiento.

Las ofertas de los países ricos han sumado hasta ahora un total de en torno al 14-18 por ciento por debajo de los niveles de 1990 para 2020.

Se espera que países emergentes como China, el emisor número uno del mundo por delante de Estados Unidos, ralenticen el aumento de sus emisiones sin recortes absolutos. Dicen que necesitan quemar más energía para ayudar a acabar con la pobreza.