Público
Público

Las cuotas de la CAM caen más del 7 por ciento tras detallar su exposición al ladrillo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las cuotas participativas de la Caja del Mediterráneo (CAM), títulos similares a las acciones, perdían a mediodía más de un 7 % de su valor, en la primera sesión después de publicar su alta exposición a la promoción inmobiliaria, donde tiene una morosidad superior al 50 %.

A las 12.00 horas, la CAM era el segundo valor del mercado que más caía, ya que sus cuotas se depreciaban un 7,30 % hasta 1,65 euros por título.

Los administradores provisionales de la entidad intervenida por el Banco de España remitieron ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores el informe semestral de la caja, que cifraba en 12.677 millones los préstamos exclusivamente destinados a la promoción inmobiliaria.

De esa cantidad, 6.437 millones eran préstamos morosos y otros 1.334 millones con riesgo de serlo. Además, se conoció que a cierre de junio la caja tenía concedidos casi 3.000 millones al sector constructor, con una morosidad del 45 %.

Estas cifras explicarían las ventas de hoy por parte de los inversores de cuotas participativas de la CAM, que en la primera hora de la sesión llegaron a caer un 8,42 %, hasta 1,63 euros.

Además, la información remitida ayer al supervisor al cierre de la sesión incluía una advertencia de la auditora KPMG de que la evolución del negocio de la entidad y la continuidad de sus operaciones dependerán del éxito del plan de acción que los administradores están elaborando.

Pero además de la continuidad del apoyo financiero o de la participación en Banco CAM de entidades solventes que permitan el acceso a los recursos necesarios para garantizar su viabilidad futura.

Es este último punto, el que el informe de los administradores considera clave ya que reconoce que el decidido proceso de venta de la entidad a otra "de reconocida solvencia y capacidad de gestión" garantizará la viabilidad de la caja alicantina.

Una entidad en la que con sus anteriores gestores estuvieron en los últimos meses dedicando "una parte significativa" de sus esfuerzos a sucesivos intentos para lograr una integración con otra entidad o al menos la recapitalización con la entrada de algún socio privado.

Esto se hizo, recoge el informe, en detrimento de la actividad de seguimiento, control y gestión de las operaciones propias de su negocio. De ahí que la morosidad total del grupo pasará del 9 % de finales de 2010 al 19 % a cierre del primer semestre de 2011.

Otro de los perjuicios fue la gestión de la liquidez, compensada con la aportación del Estado de una línea de 3.000 millones con la que hacer frente a la fuga de depósitos y a los próximos vencimientos.

La CAM, que perdió casi 1.950 millones en el negocio minorista de enero a junio de este año, afronta vencimientos de emisiones mayoristas por importe de 1.413 millones en 2011, de 5.925 millones en 2012 y de 1.848 millones en 2013.