Público
Público

El "cura rockero" coincide con Rosendo en "el inconformismo y la transgresión"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El padre Jony -Joan Enric Reverté-, más conocido como "el cura rockero", ha dicho hoy en Ávila que una de sus referencias musicales es el cantante y compositor madrileño de rock Rosendo, con quien ha reconocido coincidir en "el inconformismo y la transgresión de decir que muchas cosas van mal y se tienen que cambiar".

Este sacerdote natural de Amposta (Tarragona), que en la actualidad es rector de la parroquia de San Pedro Apóstol de Les Cases d'Alcanar (Tarragona), ha presentado hoy en la capital abulense su último libro-CD "Notas de un cura rockero", editado por Espasa.

En su segunda publicación, después del cuento "La maravillosa historia de la estrella de Navidad", Reverté narra sus propias experiencias "humanas, espirituales y sociales", tras un trabajo de "meses", porque "estaba hecho" y se ha limitado a "poner en orden" sus vivencias.

Además, habla de las personas que han inspirado determinadas canciones y de lo que ha provocado su música en las personas que han acudido a sus conciertos.

El padre Jony recordado cómo en una de sus actuaciones coincidió en Vigo (Pontevedra) con Rosendo, uno de sus "referentes" musicales, junto a los británicos de "Iron Maiden", "U2", "Ramones", "Red Hot Chili Peppers" o "Green Day y "Rage Against the Machine", que han "influido" en su último disco: "El buscador".

El cura rockero ha comentado cómo Rosendo se quedó "bastante alucinado" de que pudiera haber "un sacerdote que se dedicara a la música y al rock", aunque después, cuando hablaron, el rockero madrileño se dio cuenta de que tenían "bastante en común".

En este sentido, ha destacado el hecho de que ambos cultiven "temas sociales, cada uno a su manera", ya que mientras Rosendo lo hace desde un rock "más urbano, de crítica social urbana", él lo hace desde una perspectiva "más general, pero coincidiendo en el aspecto de inconformismo, de transgresión y de decir que muchas cosas van mal y que se tienen que cambiar".

Ha repasado una trayectoria musical que se ha consolidado de manera especial en la última década con la salida al mercado de sus dos discos -Provocando la paz y El buscador-.

Joan Enric Reverté ha admitido que compatibilizar su vocación religiosa con la musical es "difícil", por el "esfuerzo" y el "cansancio" que suponen los momentos de grabación, promoción y, sobre todo, gira.

Por ello, ha agradecido el apoyo que recibe de su equipo de la parroquia, del consejo pastoral, de los catequistas y de los compañeros de las parroquias vecinas, que en ocasiones le sustituyen cuando está fuera por cuestiones musicales.

Cuando apareció en el mundo de la música fue "difícil", ya que según ha explicado "no había referentes", de ahí que al principio le costara "bastante" abrirse paso, hasta demostrar que no se trataba de algo superficial, lo que hizo que recibiera "más muestras de interés".

Preguntado si ha tenido la comprensión de la Iglesia, Reverté ha hablado en general para señalar que "de todo ha habido", si bien ha precisado que lo que más ha encontrado "en la Iglesia y fuera de ella" han sido apoyos y la impresión de que "ya era hora de que apareciera algo así".

"También me han criticado, ridiculizando lo que he hecho, tachándolo de superficial, quizá por una mentalidad cerrada o ignorancia", ha apuntado, antes de reconocer que por ser quien es también se le han "abierto muchas puertas y otras se han cerrado".