Público
Público

Un cura, un seminarista y un repartidor evitan el suicidio de un joven en Madrid

Los tres héroes anónimos han conseguido saltar las mamparas de seguridad del viaducto de Segovia en la calle Bailén y retener a un joven que quería saltar al vacío

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Que no merece la pena la vida' y que estaba 'harto'. Estos han sido los motivos esgrimidos hoy por un joven que ha estado al borde del suicidio en Madrid y que ha sido rescatado in extremis por varios ciudadanos, según publica Terra.es.

Sobre las 14.00 horas, en la céntrica calle Bailén de la capital, en el tramo que corresponde al viaducto de Segovia, un joven ha conseguido saltar las mamparas de protección que el Ayuntamiento de Madrid instaló en 1998, precisamente para evitar suicidios, con la intención de acabar con su vida.

La cámaras del portal en Internet, que casualmente estaban cerca del lugar, han podido recoger cómo diferentes transeúntes se percataban de la situación, hasta que un cura se ha acercado al joven para intentar disuadirle. El religioso, ordenado sacerdote hace pocos días, se ha acercado al hombre y ha iniciado una conversación con él, llegando a rezar para darle la extremaunción.

Instantes después, un seminarista y un repartidor de publicidad han saltado también la valla de seguridad para dialogar con el hombre y retenerle cuando éste ha intentado lanzarse al vacío.

Finalmente, al lugar han acudido unidades de la Policía Municipal, bomberos y Samur, que han ayudado a evitar el fatal suceso.