Público
Público

Custo también apuesta por una línea de pañuelos como los grandes diseñadores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El diseñador Custo Barcelona ha presentado esta noche un avance de lo que serán sus propuestas para el próximo invierno 2009-2010, en un desfile en que ha mostrado por primera vez su nueva línea de pañuelos, que ha utilizado como complementos de lujo.

El desfile, muy colorista y lleno de contrastes como es habitual en la marca, ha sido uno de los platos fuertes de este Bread & Butter, marcado en esta edición por la incógnita sobre cuál será la próxima sede, Barcelona o Berlín, o ambas, de esta feria de moda urbana.

Los complementos han sido una nota predominante del desfile, elementos que adquieren gran protagonismo en la moda en épocas de crisis como la actual, porque sirven para redefinir estilos, y que en este Braed & Butter tiene una gran importancia junto con los zapatos.

También como novedad de sus próximas colecciones ha enseñado a las 1.700 personas que han seguido sus propuestas nuevas mezclas de tejidos, como mohair y seda, una combinación arriesgada pero que da muy buenos resultados.

Custo Dalmau apuesta con descaro en sus propuestas de mujer por los vestidos y por las faldas, muy cortas y tableadas, y con las cinturas muy marcadas, para logra un aire súper sexi y femenino.

Para hombres ha elegido trajes combinados con jerseis de cuello alto, pero manteniendo su estilo de las últimas campañas, que se pueden definir como una sastrería tradicional pero eliminando el rigor y la formalidad de estas prendas a base de color y estampados arriesgados.

Sobre la pasarela, instalada en el Real Club de Polo de Barcelona, se han visto tres estilos muy definidos, uno de aire rock a base de tejidos vaporosos de seda con estampados inspirados en animales salvajes de la selva, y otro look más folck que tiene como protagonista abrigos de cuadros ingleses, pero con pecheras étnicas.

También ha habido prendas psicodélicas con estampados que recuerdan a las imágenes que se logran con un caleidoscopio, que han desfilado entre los estampados de flores y aves que también protagonizan los conjuntos que se han visto sobre la pasarela.

Los colores elegidos por este diseñador internacional para el próximo invierno son el morado y el verde, y todas las paletas que derivan de ellos.