Público
Público

Custo Barcelona convierte la ecología en un código de la moda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La firma catalana Custo Barcelona hace de la ecología un referente en la moda con su última colección, según ha explicado a EFE el diseñador, que es consciente de que algunas creaciones no son para que se las ponga cualquiera.

"La ecología es el código natural de la moda", ha declarado a Efe el diseñador de la firma, Custo Dalmau, al comentar su colección "Eco-glamour", caracterizada por la luminosidad y un toque étnico, presentada el domingo como atracción principal del certamen Moda Lisboa-Estoril.

"Sabemos que lo que nosotros hacemos no es para que se lo ponga todo el mundo, aunque al mismo tiempo hay un público que se siente cómodo al vestir nuestras prendas", ha señalado el diseñador, que lleva, junto a su hermano David, 28 años arriesgando en el mundo de la moda.

La firma catalana eligió el desfile de clausura de la principal muestra de moda de Portugal para presentar en Europa su última colección, que combina el colorido y las formas geométricas con una estética punk.

Tras triunfar en la semana de la moda de Nueva York, Custo Dalmau no defraudó a sus muchos seguidores que disfrutaron en la Cidadela de Cascais del estreno europeo de su propuesta para el otoño invierno 2009/2010.

Los brillos y los colores intensos e incluso estridentes, como el verde o el rojo, de la marca española más internacional, coincidieron con el espíritu "heartcore" de la trigésimo segunda edición de la pasarela lisboeta, que llenó de fuerza y vitalidad las propuestas para el frío del invierno.

Custo experimenta con tricots y sedas, lanas y plumas para crear un contraste de texturas en algunas de las 50 piezas de mujer y 22 de hombre confeccionadas de forma artesanal y con gran calidad.

Pero el creador catalán reconoce que con el paso del tiempo se ha dado cuenta de que en el negocio de la moda "un buen producto ya no es sinónimo de triunfo, sino que tienen más peso la logística y las estrategias de márketing".

A pesar del éxito internacional, Custo Barcelona sigue sin lograr ser profeta en su propia tierra, porque según reconoce el diseñador, más de la mitad de los consumidores que compran en sus tiendas españolas son turistas.

Además, la piratería perjudica a la moda y "el motor mundial de este negocio" es China, donde David Dalmau, hermano de Custo, pasó dos años para conocer bien el gigante asiático.

Pese a todo, se lamenta el diseñador, "es imposible luchar contra la falsificación en un país en el que las autoridades la toleran".

Para envidia de sus imitadores, la audacia de la prestigiosa firma sorprendió una vez más al público, esta vez en una edición de Moda Lisboa-Estoril dominada por el negro y los colores neutros.

Durante cuatro días, la pasarela portuguesa recibió los diseños nacionales de creadores como Nuno Gama, Filipe Faísca y Ana Salazar, y también productos extranjeros como los exhibidos por la bosnia Lidija Kolovrat y el serbio Aleksandar Protic.

Los organizadores del evento reconocieron que esta edición fue más minimalista para hacer frente a la crisis y se suspendieron los eventos paralelos de otros años, como ciclos de cine o conferencias.