Público
Público

Custo Barcelona introduce el concepto de 3D en su colección del próximo año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El diseñador español Custo Dalmau presentó hoy en Nueva York su próxima colección invernal, en la que ha introducido el concepto 3D y una nueva gama de colores neutros, que aunque diferentes, preservan por completo la personalidad del creador.

Las más de setenta piezas masculinas y femeninas que componen esa visión "boho chic" de Custo Dalmau para el otoño-invierno próximo tienen como punto de partida la elección de una paleta de colores más suaves que los de sus habituales propuestas.

"He elegido una paleta de color inusual para nosotros que es de colores suaves, pálidos, neutros y desde ahí, a base de un trabajo de mucho detalle y sobre todo de la superposición de materiales y de patchwork, crear un efecto 3D que es lo que nos lleva a nuestra identidad gráfica", dijo a Efe el diseñador durante una entrevista.

El título que Dalmau ha dado a esta colección ha sido el irónico "Limpio pero no tanto" porque, según explicó el diseñador, parte "de un mundo muy neutro para terminar con un lenguaje muy contemporáneo y sofisticado".

En cuanto a los tejidos, Dalmau también ha introducido novedades, en especial en su plasmación gráfica, pues además de sus estampados habituales, ha hecho un meticuloso trabajo a mano cosiendo micropiezas con otros materiales que pueden ser trozos de cristal o incluso plumas, para conseguir ese efecto tridimensional.

"El material predominante es la lana, en muchas variantes, la seda, el acetato y algunas fibras sintéticas", agregó, al tiempo que explicó que en los abrigos el movimiento se ha creado a través del uso de "mucho fleco, con lana y con variantes como el ramio".

Ha mantenido, además, el tipo de abrigo presentado el año pasado de fácil mantenimiento y con aspecto de piel, que pueden limpiarse en una lavadora.

Dalmau, fiel a su estilo urbano, informal y sofisticado, explicó también que ha buscado mantener su universo, "tratando de compaginar extremos y hacer el matrimonio entre cosas que parece que no puedan casar, y así desde abrigos muy amplios pasamos a minichaquetas entalladas".

Para los accesorios de esas prendas el concepto es el mismo, y según Custo Barcelona al calzado, por ejemplo, le ha aplicado los mismos materiales en tres formatos: botín corto, bota larga y un salón, todos con tacón de ocho centímetros.

Entre los modelos que desfilaron para Custo Barcelona estuvo el serbo-australiano Andrej Pejic, de 19 años, y que se ha convertido en el más codiciado del mundo de la moda masculina por su aspecto andrógino y sus campañas para diseñadores como Jean-Paul Gaultier y Marc Jacobs, así como en asexuadas fotografías aparecidas en el Vogue italiano.

En la pasarela neoyorquina también aparecieron este domingo las propuestas del diseñador francés Max Azria, que presentó una silueta femenina clásica, urbana y sofisticada.

Según el diseñador, su colección para el próximo otoño contiene esa "sofisticación de traje a la medida con la comodidad urbana", al tiempo que muy femenina.

Azria también ha incluido algunas telas más propias de la sastrería masculina en chaquetas y abrigos, como las lanas en espiguilla, combinadas con blusas en satén, seda georgette o crêpé de china con faldas en falla en tonos brillantes y energizantes.

"Elegante, pero informal, es una colección que irradia confianza y tranquilidad", señaló el diseñador, que se decantó por tonalidades como el verde oliva, el gris marengo o el ceniza, el tabaco, los marrones y el negro, así como los tonos cobrizos o el blanco.

Entre los tejidos, Azria optó por lanas en tweed, espiguilla o lisas y franelas, así como por el cuero para faldas y pantalones de largo hasta el tobillo, y por algunas piezas, incluidas faldas, realizadas en piel sintética de pelo largo.

Tommy Hilfiger presentó, por su parte, su colección femenina, con aires de los años setenta, y en una reinterpretación similar a la que el pasado viernes hizo con los chicos, dándoles un aire bohemio chic, con un punto de irreverencia en su acercamiento a las siluetas clásicas.

Algunas de las prendas, en especial las chaquetas sastre (algunas a modo de chalecos) y los abrigos, tomaron prestado de la colección masculina ese aire, al igual que tejidos en espiguilla o cuadros príncipe de gales, dándoles un toque femenino acompañados de blusas y vestidos en sedas de tonalidades grises, camel, azul marino o burdeos, que para el diseñador es el nuevo rojo.

Hilfiger presentó algún impermeable tipo "mackintosh" y chaquetas reversibles de aire muy deportivo, al igual que jerséis y bufandas-chales en lana gruesa.

La jornada se completó con la presentación en moda masculina que el director creativo de Calvin Klein Collection, Italo Zucchelli, centrada en unas siluetas muy marcadas y con prendas acolchadas evocadoras de los años cincuenta.