Público
Público

D3M habría logrado siete escaños

Dos menos de los que logró PCTV en 2005.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La izquierda abertzale radical pierde suelo. Si las listas con las que quiso concurrir Demokrazia 3 Milioi (D3M) y Askatasuna no hubiesen sido anuladas por el Tribunal Supremo y por el Constitucional, habría obtenido siete asientos en el Parlamento vasco, dos menos de los que disponía el Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV-EHAK) en 2005 y los mismos que en 2001.

Con el 100% de los sufragios escrutados, se contabilizaron en todo Euskadi un 8,84% de papeletas nulas. Esa, de hecho, fue la encomienda que el mismo día de arranque de la campaña electoral D3M lanzó a sus militantes.

Pese a mantener un suelo electoral apreciable, la izquierda abertzale radical ha perdido el apoyo de casi un tercio de su electorado, un hecho atribuible en parte al flujo de votos hacia Aralar.

De haber podido concurrir a los comicios, PNV y PP habrían perdido dos diputados cada uno, PSE y EA cederían un acta y Ezker Batua habría quedado fuera de la Cámara.

El cambio habría sido sustancial, porque con esa proyección Juan José Ibarretxe, en caso de pactar con las otras tres fuerzas del arco nacionalista (EB, EA, Aralar y D3M), podría haberse convertido por cuarta vez en lehendakari, arruinando las expectativas de Patxi López. De hecho, la suma nacionalista sería de 41 escaños, uno menos que los que suponía la mayoría nacionalista de 2005.