Público
Público

El Dakar presenta desafíos en su debut en Sudamérica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Luis Ampuero

El rally Dakar, que hará su debut en un recorrido por Argentina y Chile, amenaza con ser extenuante por el calor de la región y las extensas etapas de los casi 10.000 kilómetros que recorrerán los pilotos.

La prueba, que se inicia el sábado y finalizará el 18 de enero, se disputa por primera vez en Sudamérica, adonde llegó obligada por las amenazas terroristas que recibió la organización hace un año en Mauritania, lo que generó la cancelación de la prueba el año pasado.

84 camiones, 183 coches, 226 motocicletas y 28 cuatriciclos-, recorrerán 14 etapas sobre una extensión de 9.574 kilómetros en los que estarán incluidos 5.652 de tramos especiales entre distintas regiones de Argentina y Chile.

El punto de partida y de llegada será en Buenos Aires.

La primera etapa será en la capital argentina y concluirá en la ciudad pampeana de Santa Rosa tras recorrer 700 kilómetros, 370 de ellos cronometrados.

Según la geografía de la prueba, la aventura sudamericana será de extrema dureza, al contrario de lo sucedido tradicionalmente en el Dakar africano, donde las primeras etapas no presentaban mayores obstáculos.

El promedio diario será de aproximadamente 600 kilómetros, con terrenos que se presentarán desconocidos para la mayoría de los pilotos.

Entre los puntos de mayor atracción estarán el desierto chileno de Atacama y el cruce de la cordillera de Los Andes a 4.800 de altura, por el paso San Francisco, en la provincia argentina de La Rioja.

Los pilotos tendrán que superar duros desafíos, con pocas etapas rápidas, intenso calor y pasos de hasta 3.000 metros de altura que podrían dificultar su salud y el rendimiento de sus vehículos.

FAVORITOS

Los favoritos para quedarse con los laureles son casi los mismos que ganaron la prueba en 2007: en coches, el equipo Mitsubishi buscará defender el título liderado por el campeón, el francés Stéphane Peterhansel, el hombre récord del Dakar con seis títulos en motocicletas y tres en coches.

El desafío a Peterhansel estará comandada por el Volkswagen del español Carlos Sainz y el sudafricano Giniel De Villiers.

En motos, otro francés, Cyril Despres, buscará repetir la coronación con una KTM, seguido en la lucha por el título del español Marc Coma, ganador en 2006, y del francés David Casteu, segundo en 2007.

Los poderosos camiones, muchos de los cuales corren con la misión primaria de asistir a los coches y motocicletas de distintos equipos, estarán divididos en 10 marcas entre las que sobresalen los gigantes Man, que defenderán el título.

Los inestables cuatriciclos tendrán por su parte uno de los desafíos más duros, con los japoneses Yamaha y Suzuki dominando la categoría.

El viernes, los 521 vehículos realizaron una salida simbólica del rally en el Obelisco de la ciudad de Buenos Aires.