Público
Público

El Dalai Lama asegura que su próxima visita a Tawang no tiene contenido político

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Dalai Lama aseguró hoy en Tokio que su próxima visita al Monasterio de Tawang, situado en una zona de la región india de Arunachal Pradesh fronteriza con el Tíbet y reclamada por China, no tiene contenido político ni busca desafiar a Pekín.

El líder espiritual tibetano tiene previsto viajar el 8 de noviembre a Arunachal Pradesh invitado por los responsables del Monasterio de Tawang, un importante centro de culto budista y el lugar del nacimiento del VI Dalai Lama, Tsangyang Gyatso, en el siglo XVII.

"Allá donde vaya, mis visitas no son políticas", insistió el Dalai Lama en un encuentro con periodistas en el Club de la Prensa Extranjera de Tokio, donde recordó que a Tawang ya ha viajado en varias ocasiones.

Ese distrito lo cruzó por primera vez en 1959 en su huida del Tíbet, tras la fracasada revuelta contra el control chino del territorio que le llevó a exiliarse en la India.

Por eso, el vínculo que mantiene con Tawang es también "profundamente emocional", recalcó hoy el líder tibetano.

Pekín asegura que el distrito de Tawang, en el noreste de la India y fronterizo con el Tíbet, pertenece a esta última región y debe ser por tanto parte de China.

En su discurso en Tokio, el Dalai Lama llamó además a los medios y a los representantes de la comunidad internacional "a visitar el interior de China sin restricciones de movimiento" para comprobar si "las cosas son realmente como sostiene el Gobierno chino", en referencia a la situación de la comunidad tibetana.

"Si las cosas en el Tíbet no son como dice el Gobierno chino, entonces (Pekín) debe aceptar la realidad y afrontarla con un enfoque realista. Deberá ir más allá de la propaganda para resolver el problema", afirmó.

En su discurso, el Premio Nobel de la Paz en 1989 insistió en que "la confianza y la transparencia" son esenciales para llegar a soluciones constructivas.

"La transparencia falta en todos los países autoritarios, y especialmente en China", un país, agregó, "con demasiada censura y propaganda.

Y, apuntando a un reportero de la agencia estatal china Xinhua que le había preguntado por la supuesta mejora de la situación de los tibetanos en China, le espetó: "El problema es que tú no tienes libertad".

El Dalai Lama se refirió también a los disturbios en el Tíbet en marzo del año pasado, los peores en 20 años, e insistió en que China manipuló la información sobre lo ocurrido para poder acusar a los tibetanos.

Está previsto que, tras su estancia en Tokio, el líder espiritual tibetano viaje a las ciudades de Matsuyama y Okinawa, en el sur del archipiélago, para dar dos conferencias públicas antes de regresar a la India, sede del Gobierno tibetano en el exilio.