Público
Público

El danés Tomasson necesita consistencia para llegar al récord

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El experimentado capitán de la selección danesa de fútbol, Jon Dahl Tomasson, ha mezclado estériles periodos en el banquillo con el Stuttgart, Newcastle y Villarreal, con la gloria en la Copa de la UEFA y la Liga de Campeones representando al AC Milan y al Feyenoord.

Si Dinamarca logra pasar a segunda ronda desde el Grupo E en el Mundial de Sudáfrica, necesitará una gran contribución de un delantero conocido tanto por su astucia como sus goles.

Tomasson, que nunca destacó como un jugador de gran velocidad, tiene un impresionante récord goleador a nivel internacional con 51 tantos, y con un promedio de poco menos de uno cada dos partidos, está a un gol del récord de su país, que tiene Poul Nielsen.

Su errática trayectoria a nivel de clubes se ha trasladado a la selección. Sus seis goles en siete partidos ayudaron a Dinamarca a clasificarse para la Eurocopa 2000 aunque no logró anotar en el torneo. Dos años después, en la Copa del Mundo de Corea y Japón, marcó en cuarto ocasiones.

Sería fácil desestimar los logros del delantero de 33 años en el menos exigente fútbol holandés, pero en 2002 firmó por el AC Milan, dónde ganó una liga y una Liga de Campeones, lo que sumó a los honores en la liga holandesa y la Copa de la UEFA que conquistó con el Feyenoord.

Sin embargo, por cada periodo en buena forma ha tenido un periodo en el que contrarrestaba esos éxitos. Tras dos buenas temporadas en el Heerenveen holandés, fue fichado por el Newcastle en 1997, aunque su estatura le impidió lucirse en el juego físico de la liga inglesa.

Luchó por adaptarse y se cayó de la selección, perdiéndose la Copa del Mundo de 1998. Luego abandonó el Newcastle para jugar en el Feyenoord ese mismo año, donde recuperó el nivel y recuperó su puesto en la escuadra danesa.

Las posibilidades de Dinamarca en Sudáfrica pueden depender de lo que muestre Tomasson. Sus rivales en el Grupo E, Camerún, Holanda y Japón, estarán pendientes de la amenaza que representa. Con él a la cabeza, los daneses ganaron su grupo clasificatorio por delante de Portugal y Suecia.