Público
Público

Daniel Burman vuelve a Karlovy Vary con "Dos hermanos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El realizador argentino Daniel Burman presentó hoy en Karlovy Vary "Dos hermanos", un drama realista con toques de tragedia griega sobre el egoísmo y la grandeza humanas, con el que concurre al Globo de Cristal del 45 Festival Internacional de Cine de esta localidad checa.

"Dos hermanos", basado en una novela de Sergio Dubcovsky, trata sobre el acercamiento y problemas de comunicación entre dos hermanos que entran en la tercera edad.

"Los jóvenes me aburren, me aturden, no entiendo que se tatúen. La gente mayor es fascinante", dijo en rueda de prensa el director argentino, quien es también el guionista del filme.

La adaptación "tiene más piedad y es menos destructiva que la novela, ya que no juzga y comprende lo que parece incomprensible, por lo que al final todos quizás nos relacionamos con alguno de los hermanos", añadió Burman.

La película relata la historia de Susana (Graciela Borges), una agente inmobiliaria egoísta, embustera, posesiva y dominante, que parece incapaz a sintonizar con el sentir de su hermano, el orfebre Marcos (Antonio Gasalla), protector de la madre, bondadoso, sensible y amigo de sus amigos.

Estos dos mundos, pintados con tonos nostálgicos pero con tierno y positivo realismo, sólo se tocan gracias a los puentes que tiende Marcos, interpretado magistralmente por Gasalla.

Este personaje emerge a lo largo de la película en toda su grandeza con los trazos de héroe de tragedia griega.

Burman usa el símil de "Edipo Rey" de Sófocles, obra interpretada dentro del relato, y que marca la apoteosis del éxito del protagonista, que consigue mover a su hermana a la reconciliación.

Además, resultan perfectas las ficticias escuchas de los vecinos en el piso de Buenos Aires, con el oído pegado a un vaso que ausculta la pared, con el que Marcos revela profundas verdades a Susana, que ésta se niega a aceptar.

Daniel Burman, nacido en Buenos Aires en 1973, retorna a Karlovy Vary, donde en el año 2009 presentó "El nido vacío", y en 2006 "Derecho de familia".

El realizador porteño logró dos Osos de plata en la Berlinale de 2003 con "El abrazo partido", donde aborda la identidad, uno de su tema preferidos.

Burman dijo hoy que quiere volver a realizar trabajos de tipo más íntimo y autobiográfico, por lo que "Dos hermanos" ha supuesto para él un paréntesis en el camino.

El filme ha logrado un gran éxito en Argentina, donde ha sido visto por medio millón de personas.