Público
Público

DATOS - Los mejores momentos de la última década en natación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A continuación, un repaso por los mejores momentos de los últimos 10 años en la natación mundial, recopilados por el corresponsal de Reuters Julian Linden:

Nadador de la década:

Michael Phelps no sólo probó ser el nadador de la década sino que también se adjudicó el título del más grande de todos los tiempos. Ganó ocho medallas de oro en los Juegos de Pekín 2008, un hecho sin precedentes que le dio el total récord de 14 tras los seis oros que obtuvo en Atenas cuatro años antes.

El estadounidense también ganó 22 medallas de oro en cinco campeonatos mundiales del 2001 al 2009 y rompió plusmarcas en cinco eventos individuales distintos: los 200 metros estilo libre, 100 metros mariposa, 200 metros mariposa, 200 metros estilos y 400 metros estilos.

Momento decisivo:

Las esperanzas de Phelps de ganar ocho medallas en Pekín se hundían rápidamente cuando era superado por el serbio Milorad Cavic por casi medio cuerpo en la final de los 100 metros mariposa. Pero el estadounidense corrió un riesgo calculado en su penúltima brazada, batiendo sus enormes hombros una vez más con una corta y súbita embestida que le permitió tocar primero la pared con la punta de sus dedos por una centésima de segundo, el menor margen posible en la natación.

Esa victoria le dio su séptima medalla, igualando el récord que Mark Spitz fijó en Múnich en 1972, y un día más tarde alcanzó su octava en el relevo cuatro estilos para establecer un récord.

Carrera de la década:

Puede haber sido prematuramente catalogada como la "carrera del siglo" pero la final de 200 metros estilo libre masculinos en los Juegos de Atenas 2004 logró satisfacer todas las expectativas y la emoción.

Fue la única vez que los tres mejores nadadores masculinos de la década, Michael Phelps, Ian Thorpe y Pieter van den Hoogenband, se encontraron en una piscina y el trío brindó una fascinante exhibición que estuvo a la altura de la ocasión, dejando atrás a sus otros rivales mientras disputaban la victoria.

Thorpe ganó el oro, Van den Hoogenband fue segundo y Phelps tercero, con una diferencia entre ellos de menos de medio segundo.