Público
Público

DATOS - Mejores momentos de la última década en el golf

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A continuación, un repaso por los mejores momentos de los últimos 10 años en el golf internacional, seleccionados por el corresponsal de Reuters Mark Lamport-Stokes:

Jugador de la década:

Hasta caer en desgracia a finales del 2009, el estadounidense Tiger Woods se había destacado claramente sobre sus principales contrincantes desde el comienzo del nuevo milenio.

El número uno del mundo, que organizaba su calendario alrededor de los grandes eventos, ganó 12 títulos "major" desde finales de 1999, una increíble cantidad de nueve títulos más que cualquier colega desde esa fecha.

Reconocido por su imperturbable concentración y capacidad para embocar la pelota en el hoyo, Woods ganó 46 torneos del Circuito PGA en la década (el fiyiano Vijay Singh es quien lo sigue con 26), mientras que sus ganancias ascendieron a 76.349.910 millones de dólares.

Woods también obtuvo 14 de los 29 títulos del World Golf Championship que se pusieron en juego desde 1999.

Sin embargo, un escándalo sexual lo llevó a anunciar, en diciembre del 2009, que tomaría un receso indefinido del golf.

Momento decisivo:

Woods, a los 25 años, logró un birdie con un putt desde unos 4,5 metros en el hoyo 18 del campo Augusta National el 8 de abril del 2001, con el cual se adjudicó su segunda corona en el Masters y puso su nombre en los libros de récords como el único jugador en ganar los cuatro títulos "major" al mismo tiempo.

Con una tarjeta de 68 golpes, cuatro bajo el par, Woods superó a sus compatriotas David Duval y Phil Mickelson en una dramática definición para sumar el Masters al Abierto de Estados Unidos, el Abierto Británico y el Campeonato PGA que ya había conquistado.

Tras levantar su puño para celebrar, el número uno puso la gorra contra su rostro al estallar en lágrimas de felicidad y alivio, sabiendo que había alcanzado uno de los momentos excepcionales del deporte.

Evento de la década:

La extraordinaria victoria de Woods en el playoff del Abierto de Estados Unidos 2008, donde desafió a un intenso dolor en su rodilla izquierda y a una doble fractura por estrés en la tibia para derrotar a Rocco Mediate en el hoyo 19, está en la historia como uno de los momentos más grandes del golf.

Ignorando consejos médicos para tomar un descanso, Woods arribó al campo de Torrey Pines resuelto a sumar su título número 14 en certámenes "major".

El estadounidense lo logró sorteando tiros complicados y acertando putts imposibles, concretando un birdie con un putt a unos 4,5 metros para llevar el torneo a un playoff luego de reducir constantemente el dolor que había padecido durante toda la semana.

Woods reveló todo su malestar dos días después de haber ganado el playoff, un logro descripto por Arnold Palmer como excepcional. El también ex histórico golfista Jack Nicklaus tildó el triunfo como fenomenal.