Público
Público

Davos ve con pesimismo la intensidad de la crisis económica global

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los líderes económicos y políticos del mundo se mostraron en la localidad suiza de Davos pesimistas respecto a la intensidad y duración de la actual crisis económica y financiera, que ha llevado a la economía global a su nivel más bajo desde la Segunda Guerra Mundial.

En la recta final del Foro Económico Mundial, que concluirá mañana, el tono de los expertos fue negativo y preocupado.

El primer subdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), John Lipsky, consideró que la economía global crecerá un 0,5 por ciento en 2009, el comportamiento más bajo desde la Segunda Guerra Mundial, y recordó que las economías avanzadas están en recesión.

Lipsky auguró que la magnitud de la ralentización en las economías emergentes podría ser la misma que en las economías avanzadas.

"A final de este año y a comienzos de 2010 podremos restaurar la economía global", dijo Lipsky.

En su estimación de noviembre, el FMI había proyectado que la economía mundial crecería un 2,2 por ciento en 2009, mientras que EEUU se contraería un 0,7 por ciento y la zona del euro caería un 0,5 por ciento.

El consejero delegado del banco Standard Chartered, Peter Sands, dijo que "no sabemos dónde estamos" y ello va a dificultar restaurar la confianza.

"Todavía estamos en el túnel y no sé cuándo vamos a ver la luz al final", aseguró Sands, quien al mismo tiempo consideró que el pasado año los expertos reunidos en Davos estaban equivocados respecto a su percepción de la situación económica y de las perspectivas.

Hace un año, los líderes económicos y políticos barajaron la posibilidad de que EEUU entraría en recesión y podría contagiar al resto de economías del mundo pero la evolución económica ha sido mucho peor.

La ministra de Economía, Finanzas y Empleo francesa, Christine Lagarde, alertó del riesgo de proteccionismo ya que muchos contribuyentes presionan a sus gobiernos para asegurar que los impuestos que pagan beneficien a sus propios países.