Publicado: 25.05.2014 23:05 |Actualizado: 25.05.2014 23:05

Debacle del bipartidismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las elecciones europeas han confirmado la debacle del bipartidismo. El PP ha caído en ocho escaños, el PSOE baja 9 escaños, mientras sube Izquierda Plural e irrumpe con fuerza Podemos, que se convierte en la cuarta fuerza política.

La abstención alcanzó el 54,14%. Si se juntaran los votos del PP y del PSOE, los dos partidos sólo logran el apoyo de la mitad de los votantes que acudieron a las urnas. En concreto, llegan al 50,23%, muy lejos de aquel 80,9% que, juntos, alcanzaron en las europeas de 2009. Y juntos, socialistas y populares pierden más de cinco millones de votos.

Pero las reacciones de ambos partidos fueron diferentes. Mientras los populares insistían en que han ganado las elecciones, por boca de Soraya Sáenz de Santamaría, la candidata socialista Elena Valenciano transmitía la necesidad de reflexionar sobre las causas de la desafección de los españoles, sin asumir responsabilidades sobre el resultado. La número dos de Alfredo Pérez Rubalcaba ha aplazado cualquier decisión a la reunión de la Ejecutiva Federal que se celebra hoy.

Desde el País Vasco, y desde el espectro de izquierda socialista, el secretario general del PSE-EE, Patxi López, lamentó los "malos" datos del PSOE en España y los "muy malos resultados" del PSE en Euskadi, que "no nos pueden dejar indiferentes". Por ello, consideró que la reunión hoy de la dirección de su partido será " una Ejecutiva importante".  El dirigente socialista considera necesario "repensar nuestro proyecto y nuestra estrategia". Todo un aviso a navegantes.

 El análisis del seismo comienza este lunes. Ambas direcciones de los partidos se reúnen esta mañana para estudiar los resultados y empezar a tomar decisiones sobre el futuro. Mientras, los partidos minoritarios, trasladan los resultados al ámbito nacional y los proyectan ante una hipotética convocatoria de las elecciones generales.

El PP gana las elecciones europeas, pero pierde 2,6 millones de votos respecto al año 2009. Cae 24 a 16 escaños, al obtener el 26,04% de las papeletas. Por su parte, el PSOE queda como segunda fuerza y pierde más de 2,5 millones de votos y obtiene 14 eurodiputados, frente a los 23 que logró en 2009. Ha logrado el 23,03% de los votos.

La tercera fuerza política de las elecciones europeas es Izquierda Plural, que logra con 6 escaños, al obtener 1.540.143 votos (9,99%). IU crece en 1 millón de votos.

La novedad es Podemos, que irrumpe con fuerza en la escena política al conseguir 1,2 millones de votos que representan 5 escaños (7,94%). 

En cuarto lugar se sitúa Unión Progreso y Democracia,  con 4 eurodiputados y 998.394 votos, lo que implica que crece en 500.000 votos (6,47%). También su líder Rosa Díez ha dado una lectura doméstica al resultado y ha resaltado que dentro de poco UPyD va a ser muy importante en el futuro de España.

Coalición por Europa (CiU, PNV y CC) pasa de 2 a 3 escaños (5,44%) y L'Esquerra pel Dret a Decidir (ERC) logra dos escaños (4,03%). Ciudadanos, encabezada por Javier Nart, entra en la Eurocámara con 2 diputados y casi 500.000 votos (3,16%). A su vez, Los Pueblos Deciden (coalición de Bildu y BNG) logra un escaño y Primavera Europea (Equo, Compromís y CHA) entra con otro en el Parlamento Europeo.

Los dos partidos mayoritarios pierden votos a espuertas en la autonomía con más población y en la capital de España. Así, el PP sigue siendo la primera fuerza en Madrid al obtener el 29,89% de los votos. Sin embargo, en el año 2009 este porcentaje alcanzó el 48,58%, con una caída de 18,69 puntos. Por su parte, el PSOE cae del 35,61% al 18,95%, con una pérdida de 16,66 puntos.

En Madrid, Podemos se ha convertido en la tercera fuerza política. De hecho, ha sido el partido más votado en el municipio madrileño de Rivas, epicentro del llamado cinturón rojo madrileño y tradicional nicho socialista.

El descalabro de Andalucía para PSOE y PP ambos partidos es parejo. El PSOE gana, por su parte, en Andalucía, pero baja del 48,16% de los votos que logró en 2009 al 35,15%, con una pérdida de 13,01 puntos. El PP va detrás en esta sangría de votos, al caer del 39,65% del año 2009 al 25,87%, con una pérdida de 13,78 puntos respecto a las últimas elecciones europeas.

ERC gana en Catalunya: cae el bitapirtidismo catalán

Desde el inicio de la democracia, tanto CiU como PSC eran las primeras fuerzas políticas en Catalunya. En estas elecciones europeas, ERC triplica sus votos respecto al año 2009. Ha obtenido un 23,67% de las papeletas y se convierte en la primera fuerza política. Crece a costa de CiU, que pasa a ser la segunda fuerza más votada, con el 21,85% de las papeletas y 100.000 votos más que en las últimas europeas. El PSC se sitúa en tercer lugar, , con el 14,28% de los votos, aunque ha perdido la mitad de los más de 708.000 que obtuvo en 2009.

ICV-EUiA adelanta al PP y duplica sus votos, con el 10,3% de las papeletas y 257.000 nuevos electores. La quinta fuerza es el PP catalán, que ha perdido 8,2 puntos respecto a 2009 hasta quedar en el 9,8% de las papeletas.

En Barcelona, ERC es la fuerza más votada y alcanza el 21,77% de las papeletas, al desplazar a CiU como la segunda con más apoyos (20,86%). Por detrás, ICV-EUiA ha obtenido un 12,61% de los sufragios, el PSC un 12,22%, mientras que PP ha conseguido un 11,96%, C's ha tenido un 6,97%, y Podemos un 4,72%. La participación es del 50,98%, la abstención del 49,02%, hay un 1,39% de votos en blanco y un 0,62% nulos.

Es un axioma que los dos partidos mayoritarios necesitan de los votos de Catalunya para poder alcanzar mayoría a escala general en unas elecciones. Pero ninguno de los dos alcanza los votos suficientes. Este giro es interpretado por el presidente del Govern, Artur Mas, como un "mensaje potente" a España y a Europa y una reafirmación de la voluntad del pueblo catalán en su camino soberanistas.

Y el gran triufador, el cabeza de lista de ERC, Josep Maria Terricabras, se ha mostrado orgulloso y emocionado, mientras decía estar apabullado por la "gran responsabilidad" que comporta haber ganado los comicios. Terricabras ha hecho también una lectura doméstica, al destacar que las tres formaciones soberanistas catalanas han sobrepasado el 55 % de los votos en Catalunya.

Una de las grandes sorpresas ha sido el movimiento de Podemos, creado en enero y que se estrena con 1.239.133 votos. Ha adelantado a UPyD, que consigue cuatro escaños. El cabeza de lista de esta formación, Pablo Iglesias, considera que los partidos "de la casta han recibido un serio correctivo". El resultado no es suficiente y el desafío es convertirse en alternativa al bipartidismo. Su objetivo, ilusionar a la izquierda como hizo el PSOE en 1982 , y decir a Europa "que no queremos ser una colonia de Alemania ni de la Troika".

Podemos ha conseguido desbancar a IU en Aragón (9,5%), Cantabria (9,1%), Madrid (11,2%), Baleares (10,3%) y Asturias (13,6%), en las que la nueva formación surgida en enero se ha convertido en la tercera fuerza más votada. También ha superado a Izquierda Unida en Canarias, al convertirse en la cuarta fuerza más votada con un 11% del apoyo, y en el País Vasco, donde ha obtenido un 6,9% del apoyo, convirtiéndose en la quinta formación, por delante de IU. En Galicia, también ha sido la cuarta formación más votada, donde ha recibido un 7,1% de votos.

Podemos ha quedado en quinto lugar en Andalucía, con un 7,1% de apoyo; Castilla-La Mancha, con el 6,34%; Castilla y León, con un 8,1%; Navarra, con un 9,3%; Comunidad Valenciana, con un 8,2%; Extremadura, con un 4,7%; La Rioja, con un 7,4%; y Murcia, con un 7,5%. En Cataluña ha sido la séptima fuerza más votada, donde ha recibido un 4,66% de apoyo.

El PNV se ha impuesto en las elecciones europeas en el País Vasco, al lograr 208.018 votos (27,46%), un respaldo similar al de 2009.

EH Bildu se afianza como la segunda fuerza política (176.924 papeletas, un 23,36% de los votos). Su candidato Josu Juaristi ha proclamado que Europa "va a oír a EH Bildu". La izquierda radical vasca ha estado ausente del Parlamento Europeo desde su ilegalización. Bildu reafirma su liderazgo en Gipuzkoa, y se convierte en la primera fuerza política de Álava.

Tanto socialistas como populares sufren una debacle histórica en el País Vasco. El PSE, que a punto estuvo de desplazar la primera plaza al PNV en el año 2009, ha perdido la mitad de sus votantes y se ha quedado con 104.396 apoyos (13,78% de los votos). Su fuerza se ha ido por la izquierda.

El PP vasco registra una pérdida sin precedentes: le han retirado el apoyo 40.000 votantes y sólo ha logrado 77.000 papeletas, lo que representa el 10,21% (seis puntos menos que en 2009).

También en el País Vasco, la sorpresa ha sido Podemos, que se ha convertido en la quinta fuerza (52.283 votos, 6,90%). Mientras, Izquierda Unida ha bajado a los 42.092 votos  y UPyD se ha quedado en 24.869.

El coordinador general de IU Extremadura, Pedro Escobar, ha celebrado la ruptura del bipartidismo, de tal forma que ha quedado roto el mapa político que estaba  estabilizado en España en los últimos 30 años: "la grieta del bipartidismo es profunda", ha sentenciado.

El PSOE ha ganado las elecciones en Extremadura al conseguir el 38,85% de los votos, seguido del PP (35,45%), e IU (6,29%). Escobar ha celebrado la irrupción de Podemos, partido con el que están "condenados a entendernos" por la similitud de programas.

Sin embargo, los partidos mayoritarios sufren en Extremadura una sangría. Así, el PSOE pierde 68.120 votos, el PP pierde otros 60.533, mientras que IU crece en 13.105 votos y UPyD sube, por su parte, 12.917 papeletas. A su vez, Podemos logra 18.747.


http://www.quoners.es/debate/crees-que-estos-resultados-del-pp-justifican-la-celebracion-de-elecciones-generales-en-espana