Público
Público

El debate nuclear resucita en Alemania

Un suceso en una central divide a la coalición de Gobierno CDU-SPD

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La política nuclear ha vuelto al centro del debate político en Alemania. Una avería en una de las centrales más antiguas de las 17 que aún operan en el país amenaza con profundizar las grietas entre la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de la canciller Angela Merkel y los socialdemócratas (SPD), los socios de la gran coalición que gobierna en Berlín desde 2005.

Todo empezó el sábado, cuando un cortocircuito en un transformador disparó el mecanismo de desactivación automática de la central de Krümmel, junto a Hamburgo. El incidente, cuyas causas todavía se investigan, ocurrió justo antes de que el reactor volviera a funcionar tras dos años de inactividad por un incendio, también en un transformador.

Después del fallo técnico llegó la bomba política. El ministro de Medio Ambiente, Sigmar Gabriel (SPD), firme partidario del abandono de la energía nuclear, dijo sobre el reactor: 'Tenemos que apagarlo'.

Además, Gabriel se atrevió a sugerir que los Estados federados renuncien al control de las centrales nucleares en su territorio para que tengan una 'administración unificada' bajo la órbita de una agencia federal. Y propuso obligar por ley a las operadoras a cerrar las centrales más antiguas. La canciller Angela Merkel (CDU) no tardó en salir al paso de su ministro, insistiendo en su confianza en el funcionamiento de las instalaciones nucleares en Alemania.

La política nuclear alemana sufre, desde hace años, considerables vaivenes, desde el compromiso con el abandono gradual que socialdemócratas y verdes acordaron en su gobierno de 1998 a 2005, hasta la reticencia de los conservadores tras su regreso a Berlín.