Público
Público

El debate presidencial sigue en el aire, por el estancamiento del plan de rescate de Bush

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El debate entre los candidatos a la presidencia de EE.UU., Barack Obama y John McCain, previsto para hoy en Misisipi, sigue en el aire, después de que una minoría republicana rechazara un principio de acuerdo sobre el plan de rescate financiero.

El aspirante republicano McCain aún no ha decidido si participará o no en el debate, que debe tener lugar en Oxford (Misisipi), según dijo Hessy Fernández, una portavoz de su campaña.

La campaña había indicado que el senador por Arizona no acudirá al debate si no había un consenso en torno al plan de rescate financiero, por valor de 700.000 millones de dólares.

Sobre el mismo, por la mañana, un grupo de líderes demócratas y republicanos del Congreso anunciaron un principio de acuerdo sobre el tema.

No obstante, unas horas después, Richard Shelby, el senador republicano de mayor rango en el Comité de Banca, dijo: "No tenemos un acuerdo. Todavía hay un montón de opiniones".

La oposición viene particularmente de la cámara baja, donde un grupo de republicanos se oponen a una intervención pública de tal magnitud en los mercados.

Por su parte, el candidato demócrata reiteró en una entrevista con CNN su esperanza de que su rival republicano no cancele el encuentro.

"Es importante que el senador McCain y yo llevemos a cabo el debate ", dijo Obama, quien destacó la importancia de hablar de los temas que afectan al país, principalmente la economía.

Tanto McCain como Obama han pasado la noche en las inmediaciones de Washington. Los dos participaron ayer, junto a los líderes del Congreso, en una reunión en la Casa Blanca convocada por el presidente de EE.UU., George W. Bush.

El encuentro terminó sin un acuerdo final sobre el plan de rescate financiero.

Obama indicó en la entrevista que "eventualmente" habrá un acuerdo, aunque "aún es necesario algún trabajo".