Público
Público

Decaen los combates en Gaza e Israel responde a oferta de Hamás

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Nidal al-Mughrabi

Israel dijo el viernes que su ofensiva en Gaza podría estar "en el último acto" y envió a varios emisarios a discutir los términos de una tregua, después de que Hamás hiciera una oferta de alto el fuego para terminar con tres semanas de combates que han dejado más de 1.100 muertos.

Sin embargo, Israel rechazó al menos dos puntos importantes del alto el fuego expuestos por el movimiento islamista, y la lucha continuó, aunque con menos intensidad que el jueves.

Hamás y fuentes diplomáticas dijeron el jueves que el grupo islámico había ofrecido una tregua de un año, renovable, con la condición de que todas las fuerzas israelíes se retiren dentro de entre cinco y siete días y que se abran todos los cruces fronterizos con Israel y Egipto.

Israel quiere una tregua sin un final definido y la restauración de las fuerzas leales al presidente palestino, Mahmud Abas, en los puntos de cruce hacia la Franja de Gaza, dijeron fuentes israelíes y occidentales.

En Doha, el líder exiliado de Hamás Jaled Meshaal dijo a líderes árabes que su grupo no aceptará las condiciones israelíes para un alto el fuego y luchará hasta que Israel termine con las hostilidades.

Además, instó a los participantes en una reunión árabe de emergencia sobre Gaza a cortar todos los lazos con el Estado judío.

La asunción de Barack Obama como nuevo presidente de Estados Unidos el próximo martes es percibida por algunos como el momento en el que Israel podría ceder a la presión internacional y suspender sus ataques.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, que sigue de gira por la región, dijo nuevamente que esperaba un acuerdo de alto el fuego dentro de días, pero instó Israel a dejar de disparar inmediatamente.

"Ahora es el momento de incluso pensar en un alto el fuego unilateral", dijo en Ramala.

"ULTIMO ACTO"

Al menos 13 cohetes cayeron en Israel desde Gaza hiriendo levemente a una persona, dijo el Ejército. El disparo de cohetes de Hamás ha disminuido durante la guerra, que Israel inició el 27 de diciembre con el declarado objetivo de frenar el lanzamiento de misiles de Hamás hacia el Estado judío.

Ataques aéreos israelíes causaron la muerte a diez palestinos. Entre ellos habían guerrilleros y civiles, incluyendo a dos niños.

"Es de esperar que estemos en el último acto", dijo Mark Regev, portavoz del primer ministro Ehud Olmert, añadiendo que las sesiones informativas por parte de los enviados que trabajaban en Washington y El Cairo el viernes podrían derivar en decisiones rápidas del gabinete de seguridad.

Los palestinos en la Franja de Gaza disfrutaban de una calma relativa tras un intenso combate el jueves que muchos perciben como un último avance israelí antes de aceptar los términos del alto el fuego.

"Las condiciones no se han concretado todavía", dijo el miembro del gabinete Binyamin Ben Eliezer. "Pero esto bien podría ocurrir a altas horas del sábado y podremos dejar esta historia atrás", agregó.

Cazas israelíes atacaron 40 objetivos en Gaza durante la noche, pero luego el combate decayó, para el alivio de los palestinos conmocionados por la extensión de los avances de tanques israelíes hacia la ciudad de Gaza.

Médicos que aprovechaban una "pausa humanitaria" de cuatro horas dijeron que habían recuperado 23 cuerpos el viernes del combate del día anterior en el vecindario Tel al Hawa en el suroeste de la ciudad, escenario de algunos de los enfrentamientos más intensos.

Multitudes que entonaban cánticos asistieron al funeral del ministro del Interior de Hamás, Said Seyam, que murió en un ataque aéreo israelí junto con otras nueve personas. Seyam era el líder de 13.000 hombres de seguridad.

VISITA CLAVE A WASHINGTON

La ministra de Relaciones Exteriores de Israel, Tzipi Livni, cuyas posibilidades para las elecciones del 10 de febrero podrían haber mejorado por la corta guerra que no ha costado más de 13 vidas israelíes, tenía previsto reunirse el viernes en Washington con la administración saliente de George W. Bush.

Responsables israelíes dijeron que un eventual acuerdo podría comprometer a Estados Unidos a liderar una campaña con sus aliados de la OTAN para rastrear e interceptar envíos de armas destinadas a Gaza desde Irán y otras partes.

Evitar que Hamás se rearme es la principal condición de Israel para cualquier tregua.

La ofensiva israelí ha matado a unos 1.138 palestinos y ha dejado unos 5.100 heridos, dijo el Ministerio de Salud de Gaza, controlado por Hamás.