Público
Público

Decenas de miles de manifestantes en el centro de Túnez contra el Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Decenas de miles de personas se manifiestan hoy en varias partes del centro de Túnez, entre ellas la avenida Habib Burguiba y ante el Palacio de Gobierno en la vieja medina de la capital en demanda de la dimisión del Ejecutivo de transición y del primer ministro, Mohamed Ghanuchi, según constató EFE.

A la gran protesta ante la oficina del primer ministro, que no cesa de crecer desde esta mañana, se ha sumado la de miles de manifestantes ante el Ministerio de Interior en la céntrica avenida Burguiba pidiendo la salida de Ghanuchi y una nueva Constitución para el país.

Todas las calles que acceden a la vieja medina de Túnez, donde se encuentra el Palacio de Gobierno, se encuentran atestadas de manifestantes, en su mayoría estudiantes, que gritan "Ganuchi fuera, fuera".

Cientos de manifestantes se han subido además a los tejados y a los balcones de los edificios colindantes a la plaza y ondean banderas tunecinas, además de varias enseñas tricolor libias, la antigua bandera del país anterior a Muamar el Gadafi y que ondea en la zona oriental de Libia, controlada por los rebeldes.

Los estudiantes portan carteles con fotomontajes de la cara de Ganuchi en lugar de la calavera de la bandera pirata.

Todos las escuelas de primaria y secundaria así como los institutos y facultades superiores cerraron hoy sus puertas ante la convocatoria de manifestaciones por los líderes estudiantiles.

A las dos manifestaciones paralelas continúan afluyendo personas, que forman una marea humana a lo largo de la avenida Habib Burguiba.

Las autoridades tunecinas no han desplegado ningún tipo de fuerzas del orden en la capital y según constató EFE, sólo unidades de las fuerzas militares vigilan algunos edificios públicos.

Según fuentes policiales, podrían ser ya cerca de cien mil los manifestantes, en lo que supondría la mayor protesta en Túnez tanto desde antes como después de la huida del presidente depuesto, Zine el Abidine Ben Alí.

La plaza de la vieja medina de Túnez se convirtió pocos días después de la huida de Ben Alí en el centro de las protestas populares contra el Gobierno, especialmente de los habitantes de las regiones más abandonadas del interior del país como Sidi Buzid o Kaserín, donde prendió la revuelta tunecina.

Los manifestantes no la abandonaron, expulsados por la Policía, hasta que consiguieron que saliesen del Gobierno de transición todos los ministros del antiguo régimen.

La nueva acampada ante la sede del Gobierno había llegado ayer, jueves, a su máximo nivel de participación, con cerca de tres mil personas congregadas, según constató EFE, después de que numerosos estudiantes universitarios se sumasen a la protesta.

Según indicó a EFE Samir Difalah, miembro de la organización de la concentración, desde el interior del país han llegado cientos de personas procedentes de las regiones de Sidi Buzid, Gafsa, Kaserín, Tela o Gabes.