Público
Público

Decenas de miles de manifestantes salen a la calle contra el paro y por una democracia más participativa

El lema: "Contra el paro, seis millones de razones". Las marchas sindicales y sociales han denunciado "el desmantelamiento de los servicios públicos", la corrupción en todos los niveles institucionales, el deterioro de

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cientos de organizaciones sindicales y grupos sociales se han sumado a la Cumbre Social y su protesta de este domingo bajo el lema 'contra el paro, seis millones de razones. Por una democracia social y participativa'. Cerca de 300.000 personas -según organizadores-, han salido a las calles en hasta 60 puntos geográficos diferentes a manifestar su rechazo a la corrupción, a los recortes en educación, sanidad y asuntos sociales que -dicen- 'amenazan seriamente la convivencia democrática'. 

En Madrid, miles de personas han marchado contra el paro y la regeneración democrática -sin incidentes- desde la Plaza de Neptuno a la Puerta del Sol, donde se ha realizado la lectura del manifiesto de la Cumbre Social. El escrito denuncia el deterioro de las derechos sociales por las políticas que está llevando el Ejecutivo y condena el 'desmantelamiento' de los servicios públicos como la sanidad, la educación, la dependencia y otros asuntos sociales. 'Hay mil motivos para estar aquí, el principal, que están desmantelando el Estado de Bienestar' reprochaba Lucho, trabajador de Correros y Telégrafos y afiliado a CCOO. Como es habitual, los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, han encabezado la manifestación de Madrid, en la que también ha estado su homólogo en USO, Julio Salazar, y el coordinador general de IU, Cayo Lara.

Los asistentes a la marcha, en su mayoría pensionistas y funcionarios de la admnistración pública, cargaban pancartas que rezaban 'Ni deuda, ni recortes. Queremos elecciones'; 'Gobierno antisocial, pierde legitimidad'; Una vez Yo Tuve (imitando el logo de Youtube) derechos sociales y laborales'; 'Recortar: robo legal'; 'Reforma antilaboral, Ministerio del Desempleo'; 'Vender lo de todos, es un delito social'.  Otras de las protestas iban dirigidas a las tramas de corrupción que atañan a los partidos y las insituciones.  Asimismo, han denunciado una 'campaña de desprestigio' contra los funcionarios públicos, los cuales 'han demostrado su valía profesional'. 'La ciudadanía sabe que el personal de las Administraciones Públicas no son una panda de 'vagos', como los definen algunos medios de comunicación y sectores privados con intereses en el desmantelamiento de los servicios públicos', ha explicado Araceli, sindicalista de UGT.

Además de los sindicatos CCOO,UGT, USO y C-SIT, la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública (Fadsp) y la Plataforma de Mujeres en la Diversidad, entre otras organizaciones, han acudido a la convocatoria. Otros colectivos que conforman la Cumbre Social son las asociaciones de consumidores, de trabajadores de la función pública o de afectados por los recortes de la Ley de Dependencia, así como el Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA), Jueces para la Democracia, la Unión Progresista de Fiscales, el Sindicato de Arquitectos, la Unión de Actores o la Asociación de Futbolistas de España.

La Cumbre también pedido que se repruebe a la Comisión Europea por estar 'enrocada' en políticas fracasadas. En este sentido, los participantes han recordado que los actuales datos del paro manifiestan 'el fracaso de las políticas de austeridad dogmática' aplicadas por los sucesivos gobiernos desde el año 2010. Asimismo, ha advertido al Gobierno de que el tiempo de las mentiras y los discursos 'huecos' ha terminado, que no 'no intenten engañar en la tramitación parlamentaria de la ILP por la dación en pago y la paralización de los desahucios'. 

En Barcelona, unas 20.000 personas, según la Guardia Urbana de Barcelona -60.000 según los convocantes- han participado hoy en una manifestación en la capital catalana contra el paro, los recortes y la corrupción, convocada por la Plataforma Sindical Unitaria de los Servicios Públicos. La marcha, que ha sido la más numerosa, ha partido desde la plaza Urquinaona y ha recorrido la Via Laietana, encabezada por una pancarta con el lema 'Contra el paro y la corrupción. Ni privatización ni recortes', que portaban los líderes sindicales catalanes y portavoces de diferentes plataformas contra los recortes en educación, sanidad y otros servicios públicos.

Los manifestantes han hecho sonar silbatos y bocinas durante todo el trayecto, que ha finalizado frente al edificio de Correos de Barcelona, donde el actor Lluis Marco ha leído un manifiesto de denuncia del progresivo empobrecimiento de la población, los continuos recortes de los servicios públicos, la falta de transparencia y los escándalos de corrupción. Según el manifiesto de la Cumbre, que impulsan los sindicatos CCOO, UGT y USO, es 'necesario' fortalecer la democracia mediante una reforma constitucional. El objetivo debe ser promover mayores niveles de autogobierno, solidaridad y cohesión social territorial.

Tras finalizar la manifestación de Madrid, una portavoz de la Cumbre ha asegurado que, en toda España, han salido a la calle unas 300.000 personas, de las que 66.000 han sido en Cataluña, 50.000 en la capital de España, 30.000 en la Comunidad Valenciana y 20.000 en Asturias.En el caso de Andalucía, cientos de personas han participado en las concentraciones convocadas en todas las capitales andaluzas (excepto Almería) y en Algeciras (Cádiz).

En Valencia los manifestantes -unos 15.000 según los organizadores-, han pedido a los políticos que 'rescaten a la ciudadanía'. Entre 8.000 personas según los organizadores y 2.650 según la Delegación del Gobierno se han manifestado también en las cinco capitales de provincia de Castilla-La Mancha. Decenas de miles de personas han salido a las calles de las capitales de provincia de Castilla y León, especialmente en Valladolid, donde unas 4.500 personas, según fuentes de la Policía, y más de 7.000, según los convocantes, han recorrido el centro de la ciudad. En la manifestación de Pamplona han participado unas 3.000 personas, según los organizadores, y unas 1.000 según la Policía Municipal y se han escuchado numerosas alusiones a la polémica por el cobro de dietas en Caja Navarra.

Unas 500 personas han participado en la protesta de Palma de Mallorca, en la que se ha pedido un cambio 'radical y urgente' de la política económica nacional y autonómica. En Murcia y Cartagena unas 3.000 personas han pedido renegociar el déficit que asfixia a las finanzas murcianas; en Logroño han acudido alrededor de 2.500; y en Extremadura han sido 2.000 personas las que han salido a la calle.

En Las Palmas de Gran Canaria, los manifestantes han coreado gritos de 'Soria y Rivero trabajan para el banquero' y Gobierno canario, gobierno de empresarios', mientras que en Santa Cruz de Tenerife, la manifestación prevista quedó reducida a una concentración en el lugar de partida, al acudir solamente entre 200 y 300 personas. La convocatoria ha sido secundada en Santander por unas 1.500 personas, 5.000 según los organizadores, con el protagonismo de los trabajadores de Sniace en Torrelavega, que tiene en marcha un expediente de regulación de empleo que afecta a 300 de sus empleados.

Miles de personas se han manifestado en Gijón para protestar contra el paro y la corrupción política que está alcanzando 'niveles insoportables' en el país. En Zaragoza, Puri Novella, en representación de Cumbre Social en Aragón, ha dicho que, a pesar de que hay cada día una manifestación, 'la gente responde y sale a la calle'.