Público
Público

Decenas de miles de yemeníes piden en las calles que Saleh sea juzgado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Decenas de miles de partidarios de la oposición yemení han salido a las calles de la capital y de Taiz, la segunda ciudad del país, para pedir que no se conceda la inmunidad al presidente, Ali Abdala Saleh, y sea juzgado por sus delitos.

Según pudo constatar Efe, los manifestantes coreaban lemas como "ni garantía ni inmunidad", en alusión a la prevista firma hoy del acuerdo del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) en Riad -adonde ha viajado Saleh- que establece el traspaso del poder y que da garantías de inmunidad al presidente y sus colaboradores.

Los agentes antidisturbios de la Policía han cerrado las calles que conducen al Palacio de la República, en el centro de Saná, para mantenerlo a salvo de los manifestantes.

Mientras, esta mañana se registraron de nuevo enfrentamientos esporádicos en el barrio capitalino de Al Hasaba entre fuerzas gubernamentales y milicianos del líder rebelde Sadeq al Ahmar, aunque los choques ya han cesado, según pudo comprobar EFE.

Saleh llegó hoy a Riad para asistir a la firma del acuerdo auspiciado por los países del golfo Pérsico, informaron fuentes gubernamentales saudíes y yemeníes a Efe, aunque se desconoce si él mismo va a suscribirlo.

La televisión oficial yemení, que confirmó la asistencia de Saleh a la firma del plan, tampoco mencionó si el vicepresidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, en quien Saleh delegó el pasado septiembre la autoridad para rubricar esa iniciativa, ha viajado a Arabia Saudí.

Desde Riad, una fuente del Ministerio saudí de Asuntos Exteriores confirmó a Efe la llegada de Saleh para asistir a la firma de la propuesta del CCG.

El Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) presentó una iniciativa que establece la formación de un Gobierno de unidad nacional y la cesión del poder al vicepresidente, Abdo Rabo Mansur Hadi, en el plazo de un mes y la celebración de elecciones dos meses después.

Saleh ya ha prometido en varias ocasiones que iba a rubricar la firma, solo para echarse atrás en el último momento.