Público
Público

"La decisión de cerrar Garoña en 2013 no satisface a nadie"

El PP se muestra en contra del cierre en 2013 y pide diez años más. Llamazares acusa al Gobierno de tomar una decisión "salomónica"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La portavoz del grupo popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, ha dejado claro el apoyo del PP a una prórroga de diez años en la vida útil de la central nuclear de Garoña (Burgos), en consonancia con los términos del informe elaborado al respecto por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

Según ha podido saber Público, el ministro de Industria, Miguel Sebastián anunciará esta tarde a las 18,00 horas que la central nuclear de Garoña seguirá funcionando al menos hasta el 1 de abril de 2013. Esta decisiónn se produce tres días antes de que expire el permiso de explotación actual, el cinco de julio.  

En declaraciones efectuadas en la Cámara Baja, la diputada del PP ha recordado que el CSN había establecido por unanimidad que la central era segura y que podía continuar funcionando otra década.

'Eso es lo que mi partido defiende, que se va a generar un importante problema de empleo, que no es reconvertible, como pretende el Gobierno', ha apuntado.

Según Sáenz de Santamaría, el PP no entiende que el Gobierno no siga la recomendación del CSN y cierre en 2013 la central pese a que el informe de los técnicos era unánime.

Atribuye la decisión a una 'supuesta postura partidista' que a su juicio va a poner en riesgo muchos puestos de trabajo.

El diputado de IU en el Congreso Gaspar Llamazares ha acusado al Gobierno de adoptar una decisión 'salomónica' con el cierre de la central nuclear de Garoña en 2013 porque no satisface a nadie, ni al movimiento ecologista ni a los que están a favor de su mantenimiento.

Además, Llamazares, en una comparecencia en la Cámara, ha dicho que con esta medida, lo que 'ha decidido' el Ejecutivo 'es no decidir' porque adoptan una iniciativa que tomará otro Gobierno, en otra legislatura.

Para el dirigente de IU, el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, ha incumplido su compromiso de cerrar la central nuclear de Garoña al final de su vida útil, en 2011, porque va a permitir que siga funcionando dos años más.