Público
Público

Las declaraciones por el caso Nóos continúan hoy con "Pepote" Ballester

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ex director general de Deportes de Baleares José Luis "Pepote" Ballester abre esta mañana la segunda jornada de declaraciones de los principales imputados en la pieza del caso Palma Arena sobre el Instituto Nóos, la entidad investigada por presunta corrupción que presidió Uñaki Urdangarin.

Además de Ballester, que está citado a las 9.00 horas en los juzgados de Palma, el juez José Castro ha llamado a declarar a Miguel Ángel Bonet, exsecretario del Instituto Balear de Turismo (Ibatur), a las 10.00 horas; a Gonzalo Bernal, exgerente de la Fundación Illesport, a las 10.30 horas, y Joan Carlos Alía, exgerente del Ibatur, a las 12.30 horas.

En principio, la de "Pepote" es la declaración que puede aportar datos más relevantes sobre la génesis de los contratos entre el Govern balear y el Instituto Nóos que está investigando la Justicia, aparentemente favorecidos por la buena relación personal entre el duque de Palma y el medallista olímpico mallorquín.

La Fiscalía Anticorrupción y el juez Castro sospechan que Irdangarin y su socio en el Instituto Nóos, Diego Torres, obtuvieron entre 2004 y 2007 de forma irregular fondos públicos de los gobiernos autonómicos de Baleares y la Comunidad Valenciana por valor de unos 5,8 millones de euros.

El pasado sábado ya fueron llamados a declarar en los juzgados de Palma cinco de los más de veinte imputados en la causa: el citado Diego Torres; su esposa, Ana María Tejeiro; Miguel y Marco Antonio Tejeiro, hermanos de Ana María que prestaron servicios para Nóos, y el abogado barcelonés especializado en fiscalidad Salvador Trinxet.

La ronda de declaraciones de hoy no despertará tanta expectación mediática como la de la semana pasada, aunque será el próximo día 25 cuando la atención periodística alcance su punto culminante con la presencia ante el juez de Urdangarin.

En esta pieza separada del conglomerado Palma Arena se investiga a Urdangarin y a una veintena de personas más por el supuesto uso irregular de fondos públicos por parte del Instituto Nóos cuando lo presidió el duque.

El duque de Palma se incorporó en 2003 a esta entidad sin ánimo de lucro en calidad de administrador y al año siguiente ostentó el cargo de presidente, momento en que era gerente Torres, quien pasó a dirigirla cuando el duque de Palma dejó su presidencia en 2006.

Anticorrupción sospecha que ambos urdieron un entramado societario con diferentes empresas administradas por ellos o por familiares de Torres, como su mujer o hermanos de esta, que usaban para desviar el dinero público.

Además, sospecha que crearon una "estructura societaria" en Belice y Reino Unido que usaron supuestamente para desviar cientos de miles de euros de Nóos, un instituto que a su vez ingresó entre 2004 y 2008 un total de 4.183.919,24 euros procedentes de empresas de titularidad privada, incluidos clubes de fútbol, aerolíneas o la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE).