Público
Público

Declarados culpables de asesinato los tres acusados de la paliza mortal a un hombre en Sonseca (Toledo)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un jurado popular ha declaró culpables de un delito de asesinato con alevosía y ensañamiento a los tres jóvenes acusados de matar de una "brutal paliza" a José Félix García-Ochoa el 1 de marzo de 2008 en Sonseca (Toledo).

Además, el jurado popular, que emitió su veredicto a las 16:30 horas con la unanimidad de sus nueve miembros, considera que los tres encausados -que siguieron cabizbajos la decisión del jurado- Adrián D.G.V., Mario R.C. y Fernando G.C., con edades comprendidas entre los 25 y los 28 años, son culpables de una falta de lesiones y de otra falta de daños.

Asimismo, y también por unanimidad, uno de los procesados, Adrián D.G.V. ha sido considerado culpable de otro delito de amenazas por haber advertido a la víctima, una vez producida la agresión, que si les denunciaba iba a "quemar" su casa con él dentro.

El jurado, según la lectura del acta del veredicto, da plena credibilidad y certeza a lo dicho por los forenses en el juicio de que Jose Félix murió a consecuencia de los "múltiples golpes" en la cabeza que le infligieron los acusados y no de una patada como dijeron los procesados el primer día de vista oral.

Tras escuchar la decisión del jurado, que ha estado formado por cinco mujeres y cuatro hombres, el fiscal jefe de Toledo, José Javier Polo, que ha ejercido la acusación pública en este juicio, ha dicho que el veredicto del jurado "colma" todas y cada una de las propuestas formuladas por la fiscalía.

Por ello, ha pedido al presidente magistrado del jurado, Manuel Gutiérrez, que ha de redactar la correspondiente sentencia y fijar la pena, que cada uno de los jóvenes sea condenado a veinticinco años de prisión, la misma condena que la solicitada por el abogado de la familia de José Félix, que ha pedido también que la familia de la víctima sea indemnizada con 300.000 euros en concepto de responsabilidad civil.

Frente a la satisfacción de las acusaciones, los abogados defensores que han ejercido Luis Soriano (Adrián) y Víctor Sánchez Beato (Mario y Fernando) han anunciado sendos recursos por estar en desacuerdo con el veredicto.

A la salida de la sala de vistas, los familiares de José Félix se se abrazaron entre llantos de emoción porque "la justicia ha prevalecido por encima de la maldad", según dijo a Efe el padre de José Félix.

Los hechos ocurrieron sobre las 04:30 horas de la madrugada del 1 de marzo de 2008 a las puertas del pub Bagoa de Sonseca, donde los acusados y la víctima tuvieron un encontronazo después de que Jose Félix les reprochara haberle ensuciado el coche con bebida.

Tras estos incidentes, los acusados se dirigieron a la vivienda de Jose Félix, situada a las afueras de Sonseca, y tras causar diversos desperfectos en el chalé del joven fallecido, le esperaron y le propinaron una "gran paliza" a base de patadas y puñetazos.

Los fuertes golpes recibidos en la cabeza le causaron a Jose Félix un traumatismo craneoencefálico severo que le provocó la muerte el 4 de abril de 2008, un mes después de la agresión, en el hospital Virgen de la Salud de Toledo.