Público
Público

Declaran cinco detenidos por la operación Espada

Los imputados están acusados por una presunta malversación de fondos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cinco de los siete detenidos en la Operación Espada, dentro del caso Palma Arena de presunta malversación de caudales públicos, pasarán esta mañana a disposición judicial. Entre ellos se encuentran el director general de deportes en la era Matas, José Luis 'Pepote' Ballester, y el ex presidente del consorcio del velódromo, ex concejal de deportes del ayuntamiento de Palma y actual portavoz municipal del PP en el consistorio de la capital balear, Rafael Durán. Precisamente, el habeas corpus que presentó el abogado de este último ante el juzgado, José Ramon Orta, para agilizar la puesta en disposición judicial de su cliente (quién se acogió a su derecho a no declarar el mismo día de su arresto, el miércoles) no prosperó.

Mientras, el ex director general de Deportes del Consell de Mallorca salió ayer en libertad con cargos por un presunto delito de negociaciones prohibidas a funcionarios, después de pasar una noche en los calabozos. El popular Antoni Palerm formaba parte del consorcio del Palma Arena en representación de la institución insular, pero además su empresa suministró material de construcción a la UTE responsable de las obras del velódromo, por un valor de 11.400 euros.

Cabe recordar que otro arrestado, el arquitecto Ignacio Antonio Sáez, quedó en libertad con cargos el jueves por presunta malversación de fondos públicos. Otro de los detenidos que declarará esta mañana es el director de la agencia de comunicación Nimbus, Miguel Romero, quién se responsabilizó de la publicidad del Palma Arena y de la campaña del PP balear en las últimas elecciones autonómicas de 2007. Su abogado, Miquel Coll, que visitó a su cliente el jueves por la noche criticó a la Fiscalía por retener a los detenidos en los calabozos mientras se estudia toda la documentación. 'Ninguno de los que está ahí dentro es Jack el Destripador y lo que habrían cobrado no les serviría ni para un aperitivo en Washington', cargó el abogado.

Una teoría que mantuvo ayer después que su cliente declarara mañana y tarde ante los agentes y la fiscalía: 'Los policías y los fiscales están velando por el buen uso del dinero público. Esto les obliga a hacer infinidad de actuaciones como esta, que yo considero excesivas'. En este sentido aseguró que Romero hubiera aportado toda la documentación que le hubiesen requerido. 'Estos tres días aquí abajo son un infierno', sentenció. También pasarán a disposición del juez hoy, después que la Policía haya agotado las 72 horas máximas de detención, el ex gerente del Palma Arena, Jorge Moisés, y el director de la UTE, Miguel Ángel Rodríguez.