Público
Público

Declaran inocente al acusado de quemar viva a su pareja embarazada

El jurado popular considera por unanimidad que no hay pruebas incriminatorias que lo demuestren

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El jurado popular que durante once días ha juzgado en la Audiencia de Girona a Miguel S., acusado de haber rociado con gasolina a su pareja embarazada y haberle prendido fuego en octubre de 2006, le ha declarado inocente por unanimidad al considerar que no hay pruebas incriminatorias que lo demuestren.

Las cinco mujeres y los cuatro hombres que integraban el jurado han mantenido que 'no hay pruebas que den garantías absolutas' que, la noche del 8 de octubre de 2006, Miguel S.G. rociara a Sandra Soledad Vergara, su pareja desde hacia varios meses, y le prendiera fuego, lo que le causó la muerte.

El jurado ha valorado la 'coherencia' de la declaración de Miguel S., las declaraciones de los testigos amigos de la pareja que explicaron que tenían una buena relación y que estaban ilusionados con el embarazo, las declaraciones de las vecinas y sanitarios que atendieron a la chica en su agonía y las pruebas del incendio. Concluyen que tienen dudas de cómo se produjo el incendio.

El jurado ha hecho referencia al estado de la mujer, que presentaba el 97% del cuerpo quemado, además de que en su estómago se encontró una gran concentración de un componente activo de pastillas para dormir.

Los miembros del jurado tenían una 'duda razonable' y, por lo tanto, han absuelto al procesado.

El fiscal y la abogada del Estado solicitaban para Miguel S. una pena de 20 años de cárcel por asesinato, aborto, daños e incendio.