Público
Público

Declaran nula la retirada de la estatua de Franco en Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha declarado la nulidad de la retirada hace cuatro años de la última estatua de Francisco Franco que se encontraba en Madrid, aunque no considera que haya que reponerla dada la ley de retirada de los símbolos franquistas.

En una sentencia conocida el martes, el TSJ de Madrid estima parcialmente el recurso de la Fundación Francisco Franco y de un particular contra la actuación del Ministerio de Fomento, que ordenó la retirada de la estatua ecuestre que se encontraba en la madrileña plaza de San Juan de la Cruz.

La sección octava de la Sala de lo Contencioso Administrativo considera que la retirada y almacenaje "se ha realizado por un órgano en principio, incompetente, ya que no consta que fuera el propietario de la escultura catalogada, y al margen del procedimiento legalmente establecido (...) lo que ha de conducir a la declaración de nulidad de pleno derecho de esa actuación".

Para la retirada debería haberse contado con la Universidad Complutense de Madrid, "propietaria, en principio, y ante la ausencia de otra documentación justificativa de la transmisión de la propiedad, de la estatua", agregó la sentencia, que tiene fecha de 25 de febrero.

No obstante, el tribunal considera que no procede reponerla ante la Ley de Memoria Histórica, que obliga a las administraciones a retirar "escudos, insignias, placas y otros objetos de la sublevación militar, la Guerra Civil y la represión de la Dictadura".

"La reubicación de la estatua, para proceder a su posterior e inmediata retirada tras el procedimiento legalmente establecido, carece de finalidad práctica y no deja de ser un mero simulacro efectista vacío de contenido".

En la madrugada del 17 de marzo de 2005 la estatua, la última de Franco en Madrid, fue retirada y trasladada a un almacén del Ministerio de Obras Públicas. La estatua de bronce es obra del escultor José Capuz, y desde 1959 se situó frente a varios ministerios, junto al Paseo de la Castellana.

El Gobierno anunció que en su lugar se levantaría "un símbolo representativo de la concordia ente los españoles" para el que convocaría un concurso de ideas.