Público
Público

Decomisados 1.323 artículos falsificados de primeras marcas en Lavapiés

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Municipal de Madrid han desarrollado una operación contra la piratería industrial en el barrio de Lavapiés en la que se han intervenido 1.323 artículos falsificados de prestigiosas marcas.

La operación se ha saldado con cuatro detenidos, dos de Senegal y dos de Marruecos, de edades comprendidas entre los 38 y los 28 años, según ha indicado hoy la Jefatura Superior de Policía.

Los objetos procedían de China y llegaban a España en contenedores a través de la Comunidad Valenciana para, desde allí, distribuirlos por medio de empresas de paquetería.

La investigación se inició tras detectar en el centro de Madrid las actividades delictivas contra la propiedad industrial e intelectual de varias personas de origen subsahariano que, tras un tiempo como 'manteros', se habían establecido como "distribuidores al por mayor" de productos falsos.

Artículos que eran suministrados por individuos de nacionalidad china que ocupan el eslabón más alto de la cadena de este mercado ilícito como importadores desde su país de origen.

Los detenidos habían logrado controlar directamente el eslabón intermedio del proceso de distribución de las falsificaciones, actuando de manera perfectamente organizada al tiempo que adoptaban grandes medidas de seguridad.

De este modo, según la policía, habían logrado hacerse con la mayor parte de esta actividad ilícita en el barrio de Lavapiés.

Una vez que se logró identificar los dos pisos donde almacenaban y distribuían los artículos, se estableció un dispositivo, compuesto por veinte agentes de los dos cuerpos policiales, que culminó con el arresto de cuatro personas.

En la llamada Operación Cometa se han intervenido 1.323 artículos falsos de marcas de gran prestigio, entre los que había bolsos, carteras, pasminas, gorros, agendas y cinturones.

La policía también ha decomisado imitaciones de relojes de alta calidad. Los efectos incautados podrían haber alcanzado un valor de 200.000 euros.