Público
Público

La defensa del catalán marca el inicio del curso

Concentraciones ante los ayuntamientos a favor de la inmersión lingüística

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más alumnos, menos dinero y un modelo educativo a debate. El nuevo curso escolar comenzó ayer en Catalunya bajo el revuelo generado por el auto del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya(TSJC) sobre la inmersión lingüística y los recortes del Govern, que han provocado la eliminación de la sexta hora lectiva en los centros públicos de Primaria, las protestas por los centros que no llegan y la escasez de profesores ante el aumento del alumnado.

La defensa del catalán apareció en muchas escuelas en forma de carteles con el lema 'Por un país de todos, la escuela en catalán', una proclama que contaba con el apoyo de todos los sindicatos mayoritarios de docentes y que la plataforma Som Escola.cat, vinculada a Òmnium Cultural, extendió por varios centros ante el plazo de dos meses que el TSJC ha dado para que se incorpore el castellano como lengua vehicular en la educación.

El curso 2011-2012contará con una hora lectiva menos en Primaria

Al salir de las aulas, padres y alumnos se reunieron ante los ayuntamientos para mostrar su rechazo al auto del Alto Tribunal catalán. Miles de personas respondieron a la convocatoria de la Plataforma per la Llengua y Òmnium Cultural ante los ayuntamientos para reivindicar el método de inmersión lingüística como base pedagógica para 'afrontar los retos que nos plantea una sociedad multilingüe que tiene como base la cohesión social''. Las concentraciones contaron con la presencia de los líderes sindicales y representantes de todas las formaciones políticas excepto el PP y Ciutadans.

El curso 2011-2012 contará con la eliminación en Primaria de la sexta hora lectiva en las escuelas públicas. Sólo la mantendrán 442 centros, pertenecientes a escuelas rurales o bien a entornos socioeconómicamente desfavorecidos. A pesar de las críticas de sindicatos, Ampas y un mandato del Parlament que le instaba a mantener esta hora de más, finalmente Educación la eliminó, ya que, según la consellera, Irene Rigau, una hora de más 'no garantiza mejores resultados y no es rentable por el coste que supone'.

Más de un millar de barracones siguen albergando a alumnos

El cambio de horario supone un inconveniente para muchas familias a la hora de conciliar la vida laboral con la recogida de los hijos a la escuela. Sobre este extremo, Rigau quitó importancia a la reducción horaria afirmando en declaraciones a TV3 que 'la conciliación laboral familiar y escolar no acaba de estar resuelta en Catalunya, pero no viene de media hora'.

Un total de 1.280.232 alum­nos, 21.000 más que el año pasado en la escuela pública, se incorporaron ayer al primer día de clase. El aumento no ha contado con la correspondiente adecuación al mismo del número de profesores. Los mismos 67.054 maestros que ejercían el año pasado deberán hacerse cargo de un mayor número de alumnos, un hecho que, según denuncian los sindicatos, afectará a la calidad de la enseñanza.

La pervivencia un año más del millar de módulos prefabricados existentes en escuelas de Lleida, Girona y Barcelona provocaron las protestas de padres de alumnos por la falta de construcciónde escuelas definitivas. Incluso la asociación de madres y padres de la escuela Marta Mata, de Barberà del Vallès (Barcelona), decidió pasar la noche en tiendas de campaña tras cuatro años en barracones.