Publicado: 21.07.2014 09:27 |Actualizado: 21.07.2014 09:27

Defensa intenta justificar el encarcelamiento del teniente Segura por publicar un libro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Ministerio de Defensa ha esgrimido que las faltas cometidas por el teniente Luis Gonzalo Segura, expedientado por publicar un libro en el que denuncia la corrupción en el Ejército (Un paso al frente) son "graves" y están "penadas" con la privación de libertad, a cumplir en un Establecimiento Disciplinario Militar.

En conversación con Público poco antes del juicio, en el mes de junio, Segura denunció la censura sufrida: "En la Europa del siglo XXI no se tendría que poder encarcelar a alguien por escribir un libro", afirmó. La pasada semana, antes de que comenzase a cumplir condena, este diario tuvo acceso en exclusiva a la grabación de una conversación del teniente con un general que le hizo una clara advertencia (aunque a destiempo): "No te empeñes en sanear una empresa cuando a lo mejor todo el país está podrido. No intentes lavar la empresa, porque ésta reacciona contra ti y te mata".

Segura: "En la Europa del siglo XXI no se tendría que poder encarcelar a alguien por escribir un libro"  Este domingo el teniente fue trasladado desde la base San Pedro de Colmenar Viejo al hospital militar Gómez Ulla, donde fue ingresado, y actualmente se encuentra en observación, a la espera de cómo evalucione su estado. El teniente inició una huelga de hambre el jueves 17 de julio, 24 horas antes de ser arrestado, como forma de protesta por lo que considera una condena injusta.

En un nota de prensa, Defensa ha insistido en que el citado oficial, como todo militar profesional, está sometido a las Reales Ordenanzas y a la Ley Orgánica de Derechos y Deberes de los miembros de la Fuerzas Armadas (aprobadas por amplio consenso en las Cortes Generales), que en su artículo 11 marca los límites de la libertad de expresión de los militares.

Además, asegura que existen cauces tipificados para que los militares, cualquiera que sea su empleo, puedan elevar quejas o reclamaciones ante hechos que puedan considerar irregulares y que estos cauces se han reforzado con el Real Decreto por el que se regula el procedimiento para la tramitación de las iniciativas y quejas de 21 de marzo de 2014, que se suma a otras alternativas ya reconocidas o existentes.

Tras citar algunas de las infracciones cometidas por Segura, Defensa afirma que, en cambio, en ninguna de las denuncias presentadas hasta la fecha por el teniente ante los tribunales y que se han resuelto tras la oportuna investigación judicial, se ha encontrado ilícito penal alguno ni motivo de sanción disciplinaria contra los mandos denunciados por el oficial.