Publicado: 22.07.2014 12:46 |Actualizado: 22.07.2014 12:46

Defensa se niega a informar sobre el estado del teniente Segura: "Es una cosa privada"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El apoyo ciudadano a través de las redes sociales al teniente encarcelado por sus revelaciones sobre las irregularidades y la corrupción en el Ejército español, Luis Gonzalo Segura,  y el carácter de estas informaciones le han convertido en un personaje público, pero el Ministerio de Defensa se resiste a dar información sobre su estado de salud, tras ser hospitalizado este fin de semana.

El autor de Un paso al frente, libro del que ya se han vendido más de 10.000 copias, inició una huelga de hambre un día antes de su reclusión en la base de San Pedro de Colmenar Viejo el pasado viernes, de donde fue trasladado durante el fin de semana al Hospital Gómez Ulla, para recibir asistencia médica. 

Defensa: "No se van a dar declaraciones, es una cosa privada"Desde la Dirección General de Política de Defensa (DIGENPOL) aseguran a Público que el teniente sigue hospitalizado y "está bien", pero se niegan a dar más información al respecto. "No se van a dar declaraciones", insisten. "Es una cosa privada, es cosa de los médicos", defienden, sin aclarar si Segura está ingiriendo líquidos, o si mantiene la huelga de hambre por la condena a dos meses de reclusión a la que se enfrenta.

Fuentes de la DIGENPOL se remiten también a la nota de prensa publicada por el Ministerio que dirige Pedro Morenés en la que justifican el encarcelamiento de Segura por incurrir en dos faltas graves del Régimen Disciplinario en vigor: "Hacer reclamaciones, peticiones o manifestaciones contrarias a la disciplina o basadas en aseveraciones falsas; realizarlas a través de los medios de comunicación social", y "Emitir expresiones contrarias, actos irrespetuosos o adoptar expresiones de menosprecio contra las Fuerzas Armadas".

Tampoco el centro sanitario ha querido informar sobre el estado del militar, que conversó con este diario un día antes de afrontar la privación de libertad, cuando explicó las razones que le llevaban a comenzar con su protesta: "No me queda más remedio que iniciar una huelga de hambre porque se maltrata a muchos militares, se les mantiene en estado de indefensión jurídica, con compromisos en lugar de contratos como si fueran trabajadores de segunda. La cúpula militar se dedica a hacer lo que quiere sin respetar las normas y con el único sentido de la lealtad entre ellos, hay despilfarro, negligencia y malversaciones", relató Segura. 

El Ministerio de Defensa considera que el teniente vulnera con sus revelaciones las Reales Ordenanzas y la Ley Orgánica de Derechos y Deberes de los miembros de la Fuerzas Armadas, que en su artículo 11 marca los límites de la libertad de expresión de los militares. 

Como respuesta, una recogida de firmas en la web change.org " ya ha logrado 560 apoyos para pedir que se acuerde la inejecución de la sanción a Luis Gonzalo Segura, mientras el fiscal estudia los cargos para ver si le puede acusar de un delito militar, lo que le enfrentaría a una condena de seis meses a seis años en una cárcel militar.