Publicado: 24.06.2014 16:24 |Actualizado: 24.06.2014 16:24

El déficit de las autonomías crece un 59% hasta abril por la debilidad de los ingresos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las comunidades autónomas han registrado en el primer cuatrimestre del año un déficit en términos de contabilidad nacional de 4.471 millones de euros, el 0,43% del PIB, y tres de ellas (Asturias, Baleares y el País Vasco) tienen sus cuentas en positivo. El déficit de las comunidades es un 59,45% superior que en el primer cuatrimestre del pasado año, cuando acumulaban 2.804 millones de déficit, un 0,27% del PIB.

Según los datos de contabilidad nacional difundidos este martes por el Ministerio de Hacienda, los recursos no financieros de las comunidades han caído un 1,6% en este período y los gastos no financieros han aumentado un 2,1%, sobre todo por el crecimiento de los intereses de la deuda en un 13,3%. Según el Ministerio, los datos de recaudación de abril muestran un mayor dinamismo de algunos impuestos autonómicos, como por ejemplo el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ligado a la compraventa de viviendas) que registró un crecimiento del 2% en ese mes, frente a la caída del 5,7% en marzo.

La comunidad que presenta un mayor desequilibrio en sus cuentas es Extremadura, con un déficit del 1,11%, ya por encima del 1% permitido para todo el año. En términos absolutos, Catalunya suma más de una cuarta parte del déficit global de las comunidades autónomas, con 1.295 millones de euros, el 0,66% de su PIB, y Madrid se acerca a esa cifra, con una desviación de 909 millones de euros, el 0,49%. Castilla-La Mancha y Murcia (0,63%) y Aragón (0,60%), presentan también desequilibrios significativos.

En el extremo contrario se sitúan el País Vasco, con un superávit del 0,04%, Asturias, del 0,01%, y Baleares, en equilibrio presupuestario.

En el conjunto de las administraciones públicas (sin contar las entidades locales) se situó a finales de abril en el 1,16% del PIB, frente al 0,67% registrado hasta marzo, según los datos de Hacienda. El objetivo para el conjunto de 2014 (incluyendo los datos de los municipios) es del 5,5% por ciento, frente al 6,6% de 2013. En términos absolutos, el déficit se situó en los 12.084 millones de euros en el primer cuatrimestre, un 17,7% menos que en el mismo periodo de 2013. Los números rojos de la Administración Central fueron eran 1,18%, mientras la Seguridad Social ha rgistrado un superávit del 0,45 por ciento.

El ministerio también comunicó los datos del déficit del conjunto del Estado hasta mayo. En ese tiempo, acumuló un déficit de 25.748 millones de euros (equivalente al 2,47% del PIB), lo que supone un 1,4% menos respecto al registrado en el mismo periodo de 2013 (2,55% del PIB).

Según los datos del Ministerio de Hacienda, los ingresos no financieros del Estado medidos en términos de contabilidad nacional fueron de 44.181 millones, con un aumento del 5,7% respecto al mismo periodo de 2013. Los ingresos recogen el incremento interanual del 6,6% de la recaudación por impuestos, hasta 38.494 millones, en los que se incluyen 1.041 millones procedentes de la nuevos impuestos al sector eléctrico. Los gastos no financieros alcanzaron los 69.929 millones, el 3% más, un incremento que Hacienda achaca principalmente al gasto derivado de la financiación del déficit eléctrico por importe de 1.004 millones.

Hacienda destaca que el Estado adelantó transferencias al sistema de la Seguridad Social por importe de 1.566 millones y que descontando el efecto de ese adelanto el déficit se reduciría un 7,4% respecto a mayo de 2013. Asimismo, si se excluye el gasto destinado a pagar los intereses de la deuda (12.225 millones), el déficit primario registrado hasta mayo es un 7,2% inferior al de un año antes.

Las cuentas de la Seguridad Social arrojaron un superávit de 5.453,52 millones de euros a cierre del mes de mayo, cifra equivalente al 0,52% del PIB, y que es un 29,9% inferior a la de los cinco primeros meses de 2013, cuando este saldo positivo fue de 7.779,34 millones de euros. Este resultado es la diferencia entre unos derechos reconocidos por operaciones no financieras de 52.446,31 millones de euros, que descienden un 1%, y unas obligaciones reconocidas de 46.992,79 millones de euros, que crecen un 3,98% en relación al año pasado. Los gastos pendientes de imputación presupuestaria a esta fecha alcanzan un importe aproximado de 350 millones de euros.

Como en meses anteriores, el descenso de los ingresos se explica principalmente por la menor aportación del Estado, evaluada en 230 millones de euros respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Las cotizaciones sociales recaudadas ascienden a 40.265,65 millones de euros con un incremento del 0,95% respecto al ejercicio anterior, mientras que los pagos de pensiones y prestaciones contributivas realizados hasta mayo alcanzan un importe de 42.351,26 millones de euros, con un incremento interanual del 3,44%.