Público
Público

El déficit por cuenta corriente cae el 13,2 por ciento, hasta los 29.579,7 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El déficit exterior por cuenta corriente fue de 29.579,7 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un descenso del 13,19% con respecto al mismo periodo de 2009, según los datos publicados hoy por el Banco de España.

Según la balanza por cuenta corriente (que mide las transacciones de bienes, servicios, rentas y transferencias de España con el exterior), la caída del déficit se debió a la reducción del saldo negativo de las rentas, que compensó la ampliación del déficit de la balanza comercial y de transferencias corrientes, así como el deterioro del superávit de otros servicios.

El déficit de la balanza de rentas (recoge las entradas y salidas de las rentas del trabajo y las de capital), disminuyó el 36,8% en el primer semestre, hasta los 11.536,1 millones.

Por el contrario, el déficit de la balanza comercial aumentó un 6,83% y alcanzó los 22.892,6 millones, como consecuencia del crecimiento del déficit energético.

El incremento del saldo negativo comercial se produjo en un momento de recuperación de los flujos comerciales, en el que aumentaron tanto las exportaciones como las importaciones, el 16,3% y el 14,3%, respectivamente.

El superávit de la balanza de servicios disminuyó un 2,7%, hasta 10.534,6 millones, ya que el saldo positivo aportado por turismo y viajes bajó levemente (0,96%) y se situó en 11.140,8 millones, en tanto que el saldo negativo de los otros servicios aumentó cerca del 46%, hasta 606,2 millones.

La balanza de transferencias corrientes, que contabiliza salidas como las de las remesas de emigrantes y entradas como los fondos europeos, registró un déficit de 5.685,6 millones, el 9% más que en igual periodo del año pasado.

La cuenta de capital, que recoge las transferencias de capital procedentes de la Unión Europea, tuvo un superávit de 3.767,7 millones de euros hasta junio, el 70% más.

Del saldo agregado de la cuenta corriente y la de capital se concluye que la economía española tuvo una necesidad de financiación de 25.812 millones, el 19% menos.

La cuenta financiera, excluido el Banco de España, acumuló un déficit de 39.300,8 millones, frente al superávit de 26.149,4 millones de un año antes.

Los activos netos del Banco de España frente al exterior se redujeron en 71.146,9 millones en el primer semestre, cuando en el mismo periodo de 2009 disminuyeron en 5.900,7 millones.

Las reservas aumentaron en 540,9 millones el 8,4% menos que un año antes.

Según la cuenta financiera, las inversiones directas registraron una saldo positivo de 7.934,9 millones, lo que supone multiplicar por más de 14 veces el superávit logrado un año antes.

Ello es debido a que se produjeron desinversiones en el exterior por importe de 4.761,1 millones, a los que se sumaron los 3.173,9 millones en concepto de inversiones directas del exterior en España, el 64,5% menos que un año antes.