Público
Público

El déficit del Estado cae un 16,8% hasta septiembre

En los primeros nueve meses del año se situó en 37.016 millones, lo que supone un 3,42% del PIB

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El déficit del Estado cayó el 16,8% en los nueve primeros meses del año y sumó 37.016 millones de euros, lo que equivale al 3,42% del producto interior bruto (PIB), ha informó este jueves el secretario de Estado de Hacienda, Juan Manuel López Carbajo.

El déficit es consecuencia de unos ingresos de 75.522 millones (el 16,7% menos) frente a unos gastos de 112.538 millones (el 16,8% menos).

En términos de caja, que anota los ingresos y pagos realizados en el momento en que se hacen efectivos, el Estado presentó un desequilibrio de 31.081 millones.

López Carbajo destacó que este dato de septiembre es el primero que se calcula con referencia a la base 2008, incorporada por el INE por mandato de la Unión Europea (UE). Además, indicó que este cambio de base ha modificado la contabiliación del PIB y ha afectado al registro de los impuestos y a la imputación de los gastos.

Según López Carbajo, si se aplicara la antigua base 2000 a las cifras de septiembre, el déficit del Estado sería de 29.474 millones, el 2,72 % del PIB, frente a los 36.573 millones (3,48% del PIB) del ejercicio precedente.

Asimismo, resaltó que el proceso de consolidación fiscal sigue su curso y que se están cumpliendo los objetivos. También advirtió de que la aplicación del sistema de financiación autonómica está suponiendo en todo el ejercicio variaciones en las cifras de ingresos y gastos de la ejecución presupuestaria del Estado respecto a las obtenidas en 2010.

Los ingresos no financieros hasta septiembre ascendieron a 129.443 millones, el 0,8% más que en el mismo periodo de 2010. Los ingresos impositivos, que representan el 92% del total, alcanzaron los 118.793 millones, el 0,5 % más.

Por impuestos directos, la recaudación se elevó a 63.939 millones, el 0,4% más, mientras que los indirectos supusieron 54.854 millones, el 0,5% más.

El IRPF creció el 4,1% por las medidas de consolidación fiscal del Gobierno y por el crecimiento de las retenciones del trabajo y las menores devoluciones pedidas por los contribuyentes. La recaudación por IVA aumentó el 1,9% y por impuestos especiales cayó el 3%.

Los pagos no financieros sumaron 105.163 millones, el 19,5% menos y los gastos de personal crecieron el 0,9%.