Público
Público

El déficit del Estado cae un 45,8% en noviembre

El aumento de los ingresos por IVA y a las medidas de recorte del gasto adoptadas por el Gobierno, piezas capitales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El déficit del Estado hasta noviembre fue de 38.765 millones de euros, el 3,68% del PIB, lo que supone una reducción del 45,8% con respecto al mismo periodo de 2009, cuyo saldo negativo fue de 71.525 millones.

El aumento de los ingresos por IVA y a las medidas de recorte del gasto adoptadas por el Gobierno en este tiempo han contribuido de forma determinante a la disminución.

El secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, ha explicado que, a falta de un mes para cerrar el ejercicio presupuestario 2010, el déficit de la administración central está tres puntos por debajo del objetivo para final de año, que es del 6,7%.

El resultado fue consecuencia de unos pagos que se situaron en 162.125 millones de euros, un 4% menos que hace un año, y de unos ingresos de 123.360 millones, un 26,8% más.

En términos de caja, una metodología contable que anota los ingresos y pagos que efectivamente se han realizado, el déficit del Estado ascendió a 43.047 millones de euros en los once primeros meses del año, frente al saldo negativo de 68.509 millones registrado en el mismo periodo del año anterior.

Los ingresos impositivos crecieron por noveno mes consecutivo al aumentar un 11,1%. En concreto, el impacto de la subida de los tipos de IVA ha permitido mejorar la recaudación de este impuesto, elevándola un 45,4%, hasta 46.947 millones. En rueda de prensa, Ocaña ha asegurado que los datos permiten decir que el Estado cumplirá con la previsión incluida en el programa de estabilidad.

En cuanto a otras figuras impositivas, los ingresos por el IRPF creció un 4,7%, en el caso de Sociedades se contrajo un 17,3% porque 'los beneficios de las empresas son menores', y en los Impuestos Especiales se mejoraron un 2,5%.

 

En cuanto a los gastos, las medidas de restricción se reflejaron en todos los capítulos menos en los gastos financieros, que aumenta debido al mayor volumen de deuda en circulación.