Público
Público

El déficit de Grecia sigue creciendo a pesar de los recortes

Se baraja que la quita de la deuda del país heleno oscile entre el 30% y el 50%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El déficit fiscal de Grecia sigue creciendo pese a los recortes y las duras medidas de austeridad aprobadas por el Gobierno en los últimos meses. En los primeros nueve meses del año, el déficit fue de 19.163 millones de euros, un 15,09% más que en el mismo periodo del año pasado, cuando se situó en 16.650 millones, según las estimaciones preliminares del Ministerio de Finanzas heleno. Esta cifra casi alcanza el objetivo de déficit fijado para todo 2011.

Estos datos confirman la alarma de la troika, formada por expertos de la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo, que en su último informe alertaron de que Grecia se aleja de su meta de reducir el déficit este año hasta el 8,5%, desde más del 10% alcanzado el año pasado.

El primer ministro griego, Yorgos Papandreu, admitió ayer que el país está en conversaciones para aliviar la carga de la deuda de los inversores privados de deuda griega contempladas en el segundo paquete de créditos a Atenas. Si en principio se habló de una quita del 21%, ahora se baraja la posibilidad de que oscile entre el 30% y el 50%, dijeron ayer fuentes europeas a Reuters.

Papandreu se reunirá hoy en Bruselas con el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y con el presidente del Eurogrupo, Jean Claude Juncker, para tratar la cumbre de la UE que se celebrará el próximo 23 de octubre. El primer ministro griego expresó ayer su deseo de que en esa cumbre se asuman decisiones que den una solución definitiva 'a los problemas de la zona del euro y a la inseguridad que se ha creado en torno a Grecia, tanto dentro como fuera del país'.

El presidente del Banco Portugués de Inversiones (BPI) una de las principales entidades financieras lusas, Fernando Ulrich, señaló ayer que el rescate, en forma de préstamo internacional, concedido al Estado portugués 'no es suficiente' para sus necesidades de financiación. A esto se une que el presidente luso, Aníbal Cavaco Silva, criticó ayer la actuación de Alemania y Francia en su intento de parar los ataques contra el euro.

Portugal firmó en mayo un préstamo a tres años con la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) por 78.000 millones.