Público
Público

El déficit llega en agosto al 5,07%

Hacienda asegura que las autonomías pueden bajar impuestos si cumplen con el déficit

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El déficit público alcanzó en agosto los 51.981 millones, lo que representa el 5,07% del PIB (si no se tienen en cuenta las ayudas al sistema financieros queda en 49.207 millones, o el 4,8% del PIB), según ha avanzado la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás. El objetivo para todo el año comprometido ante la UE es del 6,5%.

La secretaria de Estado ha señalado que la cifra incluye los datos del Estado, la Seguridad Social y las comunidades autónomas, pero no los de las corporaciones locales, que están teniendo un comportamiento superavitario y que previsiblemente mejorarán la cifra global. Según Currás, los datos avalan el 'firme compromiso' del Gobierno con la consolidación fiscal y acreditan que el Gobierno va en la senda 'correcta' de cara al cumplimiento de los objetivos de déficit. 'Las previsiones del Gobierno se van a cumplir', ha dicho.

Al desglosar la cifra, se observa que la Administración Central registró un déficit de 39.188 millones hasta agosto (3,82% del PIB). En concreto, el Estado tuvo un déficit de 40.052 millones (3,9% del PIB) y los organismos de la Administración Central un superávit de 864 millones (el 0,08% del PIB). Según Curras, las cifras demuestran que el Estado 'va mejor que el año pasado'. La Seguridad Social, por su parte, cerró el octavo mes del año con un déficit de 1.884 millones de euros, lo que representa un 0,18% del PIB, cifra también compatible con su objetivo anual del 1,40%. El déficit, según Hacienda, se debe al incremento del número de pensiones y de la pensión media y al descenso de las cotizaciones.

Por su parte, las comunidades autónomas registraron hasta agosto un déficit de 8.135 millones, 0,79% del PIB, una cifra muy similar a la registrada el mes anterior. Según Hacienda, todas las comunidades están realizando un gran esfuerzo de consolidación y presentan una evolución coherente con el objetivo de estabilidad presupuestaria, por lo que es previsible que cumplan su objetivo global (1,3%).

De momento, sólo tres regiones han acabado el octavo mes del año con superávit: Asturias (0,34%), Baleares (0,29%) y La Rioja (0,04%), mientras que Canarias ha cerrado prácticamente en equilibrio (-0,11%). En cambio, Navarra (-2,55%), Murcia (-1,43%) y Cataluña (-1,06%) registraron las cifras más elevadas de déficit, seguidas de Aragón (-0,94%), Madrid (-0,91%), Extremadura (-0,86%), Castilla-La Mancha (-0,84%), Comunidad Valenciana (-0,76%), Andalucía (-0,75%), Galicia (-0,74%), País Vasco (-0,69%), Castilla y León (-0,54%) y Cantabria (-0,36%).

A este respecto, la secretaria de Estado de Presupuestos ha asegurado que las comunidades autónomas pueden tomar cualquier decisión que afecte a los impuestos sobre los que tienen capacidad normativa siempre que sean compatibles con la reducción del objetivo de déficit. Así ha respondido Currás al ser preguntada por la decisión del presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, de bajar 1,6 puntos el tramo autonómico del IRPF y un punto el de Transmisiones Patrimoniales.

La secretaria de Estado ha explicado que las comunidades autónomas pueden hacer sus elecciones de gastos e ingresos, pero ha advertido de que el cumplimiento del déficit público es 'inexcusable' y que las regiones tendrán que ajustarse a la cifra global del 1,3%. Además, ha recordado que el Gobierno ya ha comprometido una reforma fiscal que marcará el arranque de la reforma de la financiación autonómica y local. 'Creemos que es el camino correcto', ha dicho.

El Ministerio, además, ha avanzado la ejecución presupuestaria del Estado hasta el mes de septiembre, que arroja un déficit en contabilidad nacional de 36.709 millones, el 3,58% del PIB. La cifra, según el Gobierno, coincide con la de septiembre de 2012 y representa 3.343 millones menos que en agosto de este año. La cifra de déficit es consecuencia de unos ingresos de 89.429 millones de euros en los nueve primeros meses, un 7,2% más, y de unos gastos de 126.138 millones de euros, un 4,8% más. En términos de caja, que tiene en cuenta los ingresos y gastos efectivamente realizados, el déficit fue de 41.760 millones de euros, el 4,07% del PIB.

Del lado de los ingresos impositivos, el IRPF generó 51.396 millones de euros hasta septiembre, un 1,8% menos (Currás ha asegurado que el Impuesto sobre la Renta está mostrando un cambio de tendencia); el Impuesto de Sociedades aportó 7.352 millones, un 23,3% menos; el IVA generó 38.464 millones, un 6,5% más; y los Impuestos Especiales aportaron 14.289 millones, un 3,7% más.

Los pagos no financieros sumaron 120.934 millones, un 5,4% más que el año pasado. Los gastos de personal acumularon 19.833 millones hasta septiembre, un 0,4% más por la subida de las prestaciones, ya que los sueldos y salarios bajaron un 3,9%.