Público
Público

El déficit en el primer trimestre se disparó hasta el 1,85% del PIB

El 0,83% anunciado por Montoro no tenía en cuenta las transferencias a las CCAA ni a la Seguridad Social. La cifra triplica la del año pasado pese a los recortes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Estado registró en el primer trimestre de 2012 un déficit de 19.696 millones de euros en términos de contabilidad nacional, equivalente al 1,85 % del PIB, lo que supone un incremento del 73,2 % respecto al registrado en el mismo periodo de 2011, que fue del 0,61%.

Estos datos suponen que el déficit se ha triplicado este trimestre con respecto al trimestre del año anterior pese a la ofensiva de reformas y recortes sociales que está acomentiendo el Ejecutivo de Rajoy como justificación para alcanzar el objetivo de déficit para este año, que Bruselas ha fijado en el 5,3%.

Son datos que ha ofrecido esta tarde la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás.  Este resultado fue consecuencia de unos pagos que se situaron hasta marzo en 43.162 millones de euros, un 21,6% más, mientras que los ingresos sumaron 23.466 millones de euros, lo que supone una caída del 2,7% en comparación con el mismo período de 2011.

Estos datos contrastan con la cifra que a primera hora de la tarde había ofrecido en el Congreso el ministro de Hacienda, Cristobal Montoro , que había asegurado que el déficit en términos homogéneos hasta marzo se había situado en el 0,83%, lo que estaba en línea con la consecución del objetivo comprometido para 2012, que Bruselas ha fijado en el 5,3%.

Sin embargo, esa cifra no tenía en cuenta ni el adelanto de transferencias a las comunidades autónomas y a la Seguridad Social, que han sido clave para aumentar esa cifra hasta el 1,85%.

Esta elevada cifra del déficit y el incremento que supone con respecto a las cifras del mismo periodo del año pasado es minimizada desde el Ejecutivo, ya que ha revisado al alza el citado 0,61% que aportaba el año pasado el anterior Gobierno. Y la ha elevado hasta el 1,06%. Por lo que asegura que el desfase que se dio en aquel entonces fue de 11.40 millones, en lugar de los 6.900 que se sostuvieron.

Por su parte, el miembro de Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), José Manuel González-Páramo, ha alertado que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) que se están debatiendo en el Congreso, aunque son 'coherentes' con el objetivo de déficit acordado, no tienen margen de desviación en sentido desfavorable.

'Parece que no hay un margen para tener desviaciones en sentido negativo y siempre es muy importante tener ese margen', ha dicho González-Páramo, quien ha puesto como ejemplo 'la previsión de ingresos públicos, que depende de una determinada senda de crecimiento que no siempre debe cumplirse'.

Pese a esta advertencia y tras señalar que los PGE han llegado más tarde de lo que hubiera deseado el mercado, González-Páramo se ha mostrado 'absolutamente convencido' de que España cumplirá con el objetivo de déficit marcado para este año.

González-Páramo también ha destacado las medidas 'muchas y muy importantes' que ha aprobado España, como la de la reforma del mercado laboral, de la que ha asegurado que 'ha llegado más allá de las expectativas de muchos' y que será la base de la recuperación'.

Sobre la reforma del sistema financiero también ha manifestado que 'ha atacado de raíz' uno de sus principales problemas de la banca que es la exposición al sector inmobiliario.

En este sentido, y preguntado acerca de si España debe segregar los activos 'tóxicos' de la banca, el consejero del BCE ha explicado que el Gobierno está reflexionando sobre este asunto y que 'toda la imaginación disponible es poca si sirve para regenera la confianza de los mercados'.