Publicado: 04.12.2014 11:34 |Actualizado: 04.12.2014 11:34

Las defunciones en España siguen aumentando a mayor ritmo que los nacimientos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Durante el primer semestre de 2014 fallecieron en España 207.445 personas, un 3,5% más que en el mismo periodo de 2013. Sin embargo, el número de nacimientos registrados en los seis primeros meses de este año ha aumentado un 1% respecto al mismo periodo de 2013, con 209.482 nuevos niños, lo que supone el primer incremento registrado en un semestre desde 2010.

Entre enero y junio, por tanto, el crecimiento vegetativo de la población, es decir, la diferencia entre nacimientos y defunciones, se redujo hasta 2.037 personas, una caída del 70,5% respecto a un año antes, cuando fue de 6.900 personas, señala Estadística en su estudio del Movimiento Natural de la Población.

Pese a ser positivo, el saldo vegetativo de la primera mitad de este año es el menor desde 2008, primer año del que el INE tiene datos por semestres, lo que refleja el continuo envejecimiento de la población española, que se reduce sin que se produzca el número necesario de nacimientos para que tomen el relevo y sostengan el sistema. De hecho, el crecimiento vegetativo es positivo gracias a la población inmigrante. De no incluirla en los cálculos, el resultado sería negativo (-29.767 personas).

En España la natalidad inició su senda descendente entre enero y junio de 2009, cuando cayó un 4,4% y, hasta el primer semestre de este año, sólo se había registrado un dato positivo en la segunda parte de 2010 cuando el número de nacimientos aumentó un 0,7%. No obstante, el Instituto Nacional de Estadística (INE) advierte de que continúa la tendencia descendente en el número de nacimientos de hijos de madre extranjera que, entre enero y junio, supusieron el 17,6% del total frente al 18,5% de un año antes. En este sentido, Estadística, que recuerda que los datos del primer semestre todavía son provisionales, explica que el número de mujeres de nacionalidad extranjera también ha decrecido debido al efecto de la emigración y a las adquisiciones de nacionalidad española que se han concedido en la primera mitad de 2014.

Respecto a las muertes, precisa que los extranjeros residentes en España fallecidos en el primer semestre de 2014 representaron el 2,7% el total, a pesar de que este colectivo supone más del 10 % de la población residente. Esto se debe, explica Estadística, a que la población extranjera es, en general, mucho más joven que la española.

Recuerda, además, que los primeros semestres de cada año se caracterizan por tener mayor mortalidad y menor natalidad que los segundos semestres, por lo que el saldo vegetativo esperado para 2014 es positivo. De los matrimonios registrados entre enero junio, un 2,4 % fue de parejas del mismo sexo (1.647).

Por comunidades autónomas, los nacimientos aumentaron en once de las diecisiete, así como en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, mientras que el número de defunciones creció en todas y sólo cayó en Ceuta y Melilla.

Esto hizo que el saldo vegetativo fuese negativo en nueve regiones: Galicia, Castilla y León, Principado de Asturias, Aragón, Extremadura, Cantabria, País Vasco, Castilla-La Mancha y La Rioja. En cuanto a los matrimonios, crecieron en trece comunidades además de en Ceuta.

El INE también ha hecho públicos hoy los datos definitivos sobre nacimientos, defunciones y matrimonios correspondientes a 2013, según los cuales el pasado año se saldó con 425.715 niños más y 390.419 muertes, lo que hizo que el saldo vegetativo fuese positivo en 35.419 personas.

Estos datos confirman que en 2013 los nacimientos cayeron por quinto año consecutivo, un descenso que desde 2008 ya ronda el 18%.