Público
Público

Dejan morir a su hijo por rezar en vez de llevarlo al médico

La pareja pertenece al grupo católico Los Seguidores de Cristo, que rechaza la medicina en favor de la curación de la fe

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una pareja de Oregon (EEUU) ha sido declarada culpable de homicidio por negligencia al dejar morir a su hijo de 16 años en 2008. El menor sufrió una obstrucción del tracto urinario y sus padres, que son miembros de la Iglesia de los Seguidores de Cristo (Followers of Christ Church), en vez de llevarle al médico, decidieron rezar por su curación. Las complicaciones de su afección, añadidas a la fiebre que sufrió el joven, terminaron con su vida. 

El jurado encargado del veredicto estimó la culpabilidad de los padres, Jeff y Marci Beagley, en el segundo día de deliberaciones y ahora deberán esperar hasta el 18 de febrero para saber la sentencia, que podría rondar los 16 o 18 meses de prisión. 

El fiscal considera que los padres tenían el deber de proveer de atención médica a Neil, su hijo, cuando enfermó.

Ni los padres ni ningún miembro de la Iglesia ha hecho comentario alguno al respecto, aunque el que sí que ha hablado es el abogado de Jeff Beagley, Wayne Mackeson, quien se plantea apelar el veredicto. 'Este caso afecta a unos padres que nunca supieron lo enfermo que estaba su hijo'.

Los miembros y seguidores de Los Seguidores de Cristo rechazan la medicina en favor de la curación de la fe. Además, se trata de un grupo muy arraigado en Oregón, estado que ha visto un crecimiento inusual del número de niños, cuyas familias pertenecían a esta congregación, y que fallecieron en edades tempranas. Este hecho provocó la creación de una ley estatal en 1999 que no permite utilizar el argumento de la curación de la fe en casos de homicidio ni maltrato.