Público
Público

Dejar morir a un perro enfermo es delito y no falta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

barcelona // Un juez de Rubí dictaminó ayer que haber dejado morir a un perro enfermo, que fue encontrado agonizando en un contenedor de basuras de Sant Cugat del Vallès (Barcelona), se tiene que considerar como un delito y no como una falta.

El fallo podría conllevar al dueño del animal, Josep, una pena de entre tres meses y un año de cárcel. El propietario insistió en que no pretendía que el can sufriera. Explicó que un vecino se comprometió a sacrificarlo y a enterrarlo, a lo que él accedió. Días después, la Policía encontró a la mascota moribunda en una bolsa de basura.