Público
Público

Antes del 'beso de Vancouver' llovieron palos

Un nuevo vídeo muestra cómo la parejafue agredida por los antidisturbios antes de que los fotógrafos captaran la romántica imagen

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un beso para calmar el dolor. O al menos para consolar, porque ni fue un montaje ni hubo manipulación fotográfica. La imagen de la pareja besándose en el suelo de una calle de Vancouver mientras la policía antidisturbios cargaba contra los seguidores de los Canucks y los Boston Burins tras la final de la Stanley Cup de Hockey fue real como la vida misma.

Y para explicarlo, nada mejor que la versión de los protagonistas. 'Cuando vi la foto, lo único que dije fue: dios mío', cuenta Scott Jones en una entrevista con la cadena canadiense CBC News. 'Empezaron a pegarnos con los escudos, intentando que nos moviéramos [...] No estábamos siendo agresivos con los policías ni nada parecido. Pero en un momento dado nos pasaron por encima y ahí es cuando acabamos en el suelo. Ella estaba muy nerviosa y yo sólo intentaba tranquilizarla'.

Ella se llama Alex Thomas y no se acuerda ni cómo acabó en el suelo, lo único que puede decir es que 'No me desmayé, estaba muy asustada porque nunca me había pasado algo así. Estaba preocupada y me caí, ni siquiera sabía qué estaba pasando'.

Eso parece quedar más claro en un vídeo publicado ayer en Youtube, en el que claramente se ve cómo la pareja se queda atrapada entre una primera columna de antidisturbios que perseguía a los aficionados y otra segunda que es la que les agrede. Ella cayó al suelo paralizada por el miedo y él trataba de calmarla.