Público
Público

Del Piero da al Juventus EL triunfo ante el Roma y el Inter se acerca al título

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un gol del capitán del Juventus Alessandro del Piero al borde del descanso, dio el triunfo a su equipo sobre un decepcionante Roma (1-0), que ve como el Inter de Milán, que antes había derrotado al Livorno (2-0), se escapa ya con once puntos de ventaja en el liderato.

Los tres partidos anticipados de la vigésimo tercera jornada de la Primera división italiana de fútbol, con los equipos en liza en la Liga de Campeones de Europa, han sentenciado el "scudetto" (título) a favor del Inter. Pocos lo dudaban ya, pero ahora no lo hace ninguno.

Y es que el Roma realizó un decepcionante partido, en el que el equipo parecía pensar más en el Real Madrid que en la escapada, ya casi definitiva, del Inter de Milán, y ahora se ve con el Juventus Turín a tan sólo un punto de distancia.

No en vano, el Juventus Turín y el Roma se jugaban prácticamente la segunda plaza, en poder de un equipo romano que se presentaba con cuatro puntos de ventaja sobre el turinés.

Pero, además, a ello se unía que el equipo romanista tenía la obligación de lograr un triunfo que no permitiera una mayor escapada del líder Inter de Milán, que horas antes había derrotado en casa al Livorno (2-0) y había elevado a once puntos su ventaja.

Era, pues, esperado el asalto del Juventus e igual respuesta de un Roma buscando cuanto antes resolver las cosas en su favor para después guardar esfuerzos para el choque europeo del próximo martes ante el Real Madrid.

En busca de ello, el técnico romanista Luciano Spalletti sacó el siguiente once: Doni; Cassetti, Ferrari, Mexes, Tonetto; De Rossi, Pizarro (Aquilani, m.72); Taddei (Giuly, m.60), Perrota (Esposito, m.82), Mancini; Totti. No estaban el ya recuperado defensa brasileño Juan ni Christian Panuci, pero si al menos ocho-nueve de los que jugarán ante los madridistas.

El partido, al contrario de lo esperado, decepcionó. Lo hizo ya de inicio, pues se jugó a ritmo blando y sin grandes ansias ofensivas. Algo extraño en un Juventus, que jugó con el "tridente" formado por Iaquinta, Del Piero y Trezeguet, pero también de un Roma lento, al que parecía importarle más guardar energías para el Real Madrid, que daba la impresión de que la victoria previa del Inter le había quitado creer en la remontada, y donde Totti estaba ausente.

Con más pena que gloria fueron transcurriendo los minutos hasta el minuto 45, cuando Del Piero evidenció su maestría en los saques de falta y puso el 1-0 en el marcador, con el que se fue al descanso. Era casi el único disparo a meta de ambos equipos.

La segunda mitad vio un Roma más dinámico en busca del empate ante un Juventus a la espera y cediendo campo al rival. Además, la posterior entrada de Giuly dio mayor frescura y peligrosidad a los visitantes.

El empuje romanista, no obstante, no encontraba vías de penetración ante la contención y atención del Juventus, ya trabajando más en mantener su ventaja, y cuadrando su centro del campo con la entrada de Sissoko por un apagado Trezeguet.

Ante ello, con un Totti que seguía sin brillo y un Mancini bien vigilado, el Roma intentó la igualada con disparos lejanos que no inquietaron a Buffon. El Juventus se llevó un merecido triunfo, pues al menos hizo algo más, y dejó a su rival "a tiro".

Todo ello en beneficio de un Inter de Milán que, horas antes, había metido presión al Roma con una cómoda victoria casera ante el Livorno (2-0), con los dos goles obra del delantero hondureño David Suazo (m.14 y 18); el primero en despiste defensivo tras saque de falta, el segundo al recoger un rechace.

Un partido que el Inter resolvió muy pronto en su favor, pese a permitirse el lujo de dar descanso a varios de sus titulares ante el partido con el Liverpool, del próximo martes en la ida de la Liga de Campeones de Europa.

Luego, le bastó al Inter controlar y dormir el partido para llevarse los tres puntos en liza y, con la derrota luego del Roma, ya casi acariciar el título.

El Milán, en cambio, no pasó del empate sin goles en su visita al modesto Parma, en lucha por la permanencia. El conjunto milanista pecó de excesivo conformismo en una primera mitad donde no estuvieron Maldini, Pirlo y Gilardino, inicialmente en el banquillo, y se vieron superados por un rival que mereció irse al descanso en ventaja.

No logró marcar el Parma, especialmente, por la buena actuación del meta milanista Kalac, cada vez más asentado en la titularidad. Luego, tras el descanso, con la entrada de Pirlo el Milán recuperó creación y con la de Gilardino potencialidad ofensiva.

Ello hizo que el Milán gozase de varias ocasiones de marcar, que fueron neutralizadas por la eficacia del veterano meta Bucci. También el Parma, ya un poco más cauto, tuvo sus ocasiones de anotar, sobretodo con Budan, que vio como Kalac le detenía dos notables remates.