Público
Público

1-1. Del Potro paga tributo a su desgaste físico de final de temporada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El argentino Juan Martín del Potro no aguantó físicamente al español Feliciano López y el triunfo de éste ha dejado la final de la Copa Davis igualada a uno, tras el triunfo del anfitrión David Nalbandian sobre David Ferrer.

Argentina ganaba 1-0 y Del Potro había tomado ventaja en el segundo encuentro al ganar el primer set, pero primero López, que se afirmó con su juego y ganó dos mangas en los "tie break", y más tarde una lesión del argentino, que no soportó el trajín de final de temporada, dejaron abiertas todas las opciones para las jornadas siguientes de la serie.

Nalbandian superó a David Ferrer por 6-3, 6-2 y 6-3 en sólo una hora y 59 minutos en la caldera en que se convirtió el Polideportivo Islas Malvinas de Mar del Plata por la presión que ejerció el público sobre los tenistas.

Con la superioridad del cordobés en el juego, el contexto futbolero de la serie por el bullicio de la hinchada y los resultados esperados que dio la pista dura que los anfitriones eligieron para su disputa, los argentinos vivieron una fiesta en el encuentro inaugural.

Nalbandian no dio hoy opciones a Ferrer, que salió a la pista con la pólvora mojada y la cabeza en otra parte. El argentino basó su victoria en el invariable quiebre del servicio del español en el cuarto juego de cada manga.

Nunca lo dejó que llegara al 2-2 y, si en el comienzo del segundo capítulo titubeó en algunas ocasiones, apenas se notó porque su rival no estaba para darle batalla.

El cordobés de Unquillo ha dicho que su actuación fue casi perfecta, y se presume que el "casi" responde a sus fallos no forzados, en especial con su derecha, que al final del segundo set era solo cuatro menos que su rival, brecha que se amplió en el tercero cuando de Ferrer sólo habían quedado las zapatillas en la pista.

Arrancar con un punto en las alforjas era la prioridad de los argentinos, razón por la cual abrió la serie Nalbandian, ya que los nervios y la ansiedad hicieron que Del Potro pidiera jugar en el segundo turno.

Pero Feliciano López tenía la misión de complicar al bonaerense, de aprovechar sus condiciones para soltarse en pistas como la de Mar del Plata, de luchar para que la brecha no se ampliara en el marcador y de ganar. Lo logró por 4-6, 7-6 (2), 7-6 (4) y 6-3

Comenzó bien el tenista bonaerense, ganó el primer set, y Feliciano López se rehizo rápidamente y dio batalla. Si Del Potro progresaba con sus primeros servicios ganadores, el español no se quedaba atrás.

Así el partido se mantuvo equilibrado, al punto de que dos "tie break" debieron resolver las dos mangas siguientes, que ganó el español. En la cuarta, López se puso 3-1, remontó Del Potro y un agudo dolor en la pierna derecha lo liquidó.

El argentino continuó en la pista sin ninguna posibilidad y fue fácil presa de Feliciano, que ganó el parcial que le faltaba y devolvió las esperanzas a su equipo. Jugaron tres horas y 19 minutos, tiempo en el que Del Potro clavó 24 "aces" y Feliciano 17.

En poco menos de cinco meses, Del Potro había disputado la seguidilla más exigente de su breve carrera, que incluyó importantes torneos, semifinales de la Davis y la Copa Masters de Shanghai, desde donde viajó a Mar del Plata para comenzar a entrenarse más tarde que sus compañeros.