Público
Público

Una delegación gubernamental confirma la muerte de 90 civiles en una bombardeo la semana pasada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una delegación del Gobierno afgano entregó hoy al presidente del país, Hamid Karzai, un informe que asegura que 90 civiles perdieron la vida el pasado 22 de agosto en un ataque aéreo de las fuerzas de EEUU desplegadas en Afganistán.

El documento ha sido elaborado por un equipo presidido por el ministro de Asuntos Religiosos, Nimatullah Shahrani, que se desplazó al distrito de Shindand, en la provincia occidental afgana de Herat, donde tuvo lugar el bombardeo.

Según el informe, 90 civiles, quince mujeres, quince hombres y 60 personas de entre 1 y 18 años de edad, murieron a causa de la ofensiva, que dejó otros seis heridos.

Además, el bombardeo causó daños en 15 viviendas, ocho de las cuales quedaron totalmente destruidas.

Las víctimas habían acudido a las casas de varios vecinos para asistir a una ceremonia religiosa en honor de un difunto.

El documento añade que las tropas de la coalición lideradas por EEUU bombardearon la zona de madrugada durante seis horas y únicamente una patrulla del Ejército afgano, que había sido previamente atacada, estaba al corriente de la ofensiva militar.

Los miembros de la delegación visitaron a las familias de las víctimas para hacerles entrega de ayudas económicas.

Asimismo, se dirigieron a la comandancia occidental de las tropas de la coalición liderada por EEUU, que remitieron a los funcionarios a Bagram, donde se encuentra la mayor base aérea estadounidense en el país.