Público
Público

El delegado del gobierno se enteró cinco días después del derrumbe de las obras del AVE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Máximo Díaz-Cano, se enteró "el sábado por la noche" del derrumbe de parte del túnel de Regajal, entre Aranjuez (Madrid) y Ontígola (Toledo), cinco días después del incidente en las obras del AVE a Levante, ocurrido el pasado día 9, martes.

Díaz-Cano, que informó en rueda de prensa del Fondo Estatal de Inversión Local, restó importancia, a preguntas de los periodistas, a que tardara cinco días en tener conocimiento y lo consideró "habitual", según las explicaciones que se han dado, or lo que rehusó emitir un juicio de valor.