Público
Público

El delegado de Gobierno defiende que la policía usó la fuerza ante actos violentos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El delegado del Gobierno en Baleares, Ramón Socias, ha defendido la actuación anoche de la policía contra los "indignados" en Palma y ha afirmado que los agentes usaron la fuerza ante actos violentos "de baja intensidad" por los manifestantes, como arrojar piedras, cortar el tráfico o vaciar papeleras.

En declaraciones a Efe, Socias ha explicado su versión sobre la marcha improvisada de protesta por las calles de Palma protagonizada por un grupo de "indignados" del movimiento 15-M, en el que ha afirmado que había varias personas "antisistema" infiltradas que aprovechan habitualmente este tipo de actos para usar la violencia.

En el informe policial, ha narrado Socias, se contabilizan entre 15 y 18 manifestantes heridos, así como otros tres agentes antidisturbios, uno de ellos con un corte en la lengua y en el labio y otro con un mordisco en el brazo.

Socias ha lamentado que se hayan producido estos incidentes y ha confiado en que los integrantes del 15-M, movimiento que ha calificado de "pacífico", sepan controlar a estas personas que recurren a la violencia, ya que, en su opinión, de otra manera solo conseguirán desvirtuarlo.

También ha reprochado a los miembros del 15-M, que siempre han sido respetuosos con los temas de civismo y orden público, "no hayan sido capaces de evitar que se infiltrasen dentro del movimiento elementos conocidos que habitualmente aprovechan este tipo de concentraciones para llevar a cabo actos violentos".

Para probar este aspecto, ha indicado que de los 14 heridos identificados por la policía, seis residen fuera de la isla y, de ellos, dos no tienen hogar conocido.

"Creo que esto -ha dicho- va en contra del movimiento, lo va a desvirtuar y si no es capaz de separar a estos elementos, esa corriente de simpatía que han logrado por parte de los ciudadanos se va a convertir en repulsa".

El delegado ha avisado de que se ha acabado el periodo en que ha tenido "cierta condescendencia" ante las concentraciones y manifestaciones no autorizadas, como la celebrada hace unos días ante la Delegación del Gobierno.

Por ello, ha pedido a los miembros del 15-M que pidan autorización para manifestarse y nombren un responsable en cada protesta, tal y como se hace habitualmente.

En la asamblea convocada esta tarde a las 19.00 horas en la plaza de España, ha dicho, los "indignados" deberían "reconducir" la situación y la policía intentará que no se produzcan actuaciones violentas como las de ayer.

"La consigna (esta tarde) va a ser evitar incidentes, usar el diálogo y el sentido común y procurar que sean los mismos integrantes del movimiento 15-M quienes, de alguna manera, se aparten de estos que usan cualquier excusa (...) para sumarse y, escondidos en las masas, llevar a cabo acciones antisistema".

Socias ha señalado que la policía tiene identificados a entre 80 y 90 individuos "antisistema" en Mallorca y ha indicado que los dos detenidos ayer formarían parte de ellos porque, en principio, no tienen que ver con el 15-M.

A raíz de los incidentes, el portavoz adjunto del PSIB-PSOE en el Parlament, Vicenç Thomàs, ha señalado hoy que su grupo no comparte de "forma genérica" el empleo de la fuerza por parte de las Fuerzas de Orden Público y ha afirmado que la actuación de ayer "parece desproporcionada".

Socias le ha respondido que "tenía que haber estado en la plaza de España en el momento en que tiraban piedras a la policía" para analizar la actuación de los agentes.

El delegado también se ha pronunciado sobre la petición del grupo PSM-IniciativaVerds-ExM de su comparecencia en el Parlament balear por la carga policial de anoche y ha dicho que su responsabilidad está "ante el Gobierno de España, el Congreso de los Diputados y el Senado", pero no ante la Cámara balear.